Alumnos del séptimo cuatrimestre de la Ingeniería enNanotecnología de laUniversidad Tecnológica de Tecámac hicieron una tinta que aplicada en documentos ayuda a detectar sin son apócrifos.

Una tinta de seguridad, elaborada con nanopartículas luminiscentes a base de óxido de zinc, fue creada por alumnos de la Universidad Tecnológica de Tecámac, cuyo uso ayudaría a disminuir la falsi cación de documentos.

“La tinta puede ser aplicada en documentos que a veces se falsi can. Se utiliza una luz ultravioleta para detectar la luminiscencia y así saber si un documento es original o es falso. Eso pretende el proyecto y estamos utilizando un polímero natural, que es el almidón de la papa, para la dispersión de nuestras nanopartículas”, relató Efraín Rodríguez Gínez.

Efraín, de 21 años de edad, y sus compañeros Uriel Aldair Alarcón Carrillo y Miguel Arteaga Varela son alumnos del séptimo cuatrimestre de la Ingeniería en Nanotecnología de dicha universidad y participan en la Feria de Ciencias e Ingenierías del Estado de México, realizada en Tlalnepantla.

“En realidad el proyecto era abierto y entre mis compañeros se nos dio la idea de optar por algo para reducir la falsi cación, ya que es un problema que se da desde hace mucho tiempo y sigue siendo difícil de contrarrestarlo. Y es la única forma de evitar como tal la falsi cación. Creo que si lo aplicáramos se solucionarían bastantes problemas, aplicar la nanotecnología para algo comercial”, dijo Efraín.

La explanada municipal de Tlalnepantla fue sede de la Feria de Ciencias e Ingenierías del Estado de México, donde 426 estudiantes de educación media y superior de la entidad presentaron 154 proyectos, todos innovadores.

La feria estuvo a cargo del Consejo Mexiquense de Ciencia y Tecnología (Comecyt) y participaron también delegaciones de Colombia, Chile, Perú, Argentina y Brasil, que presentaron proyectos.

“Por una parte pretendemos incentivar las vocaciones cientí cas en los estudiantes, que aprendan a identi car problemáticas especí cas y encontrar soluciones a esas problemáticas”, aseguró Xóchitl Sánchez Ramírez, directora de Investigación Cientí ca y Formación de Recursos Humanos del Comecyt.

Añadió: “Por otra parte, para demostrar al público en general que México tiene mucho talento juvenil en estas áreas. Es una forma de incentivarlo, de fomentarlo. Y también de que los chicos encuentren formas de autoempleo, ahora que está muy en boga la parte de emprendedurismo”, dijo.

Rodolfo Reynoso López, jefe del Departamento de Apoyo a la Investigación Cientí ca de la institución, recordó que hace tres años un alumno del Instituto Tecnológico de Estudios Superiores de Ecatepec presentó un medidor de gasolina digital y ahora es un empresario dedicado a la fabricación de estos aparatos.

“El proyecto posteriormente se incorporó a otro de los programas del Consejo. Es decir, inició como un proyecto de investigación en el marco de la Feria de Ciencias e Ingenierías y posteriormente pasó al de Jóvenes Inventores. Igual ganó ahí, y ese proyecto que inició y ganó en el Comecyt, ya se tradujo en una empresa. Esa persona ya es un empresario en este momento. Entonces es un caso de éxito que se ha podido obtener”, concluyó.

aegm.