Através del programa Activando el nervio creativo: prototipos en acción, el cual recibió apoyo por parte del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología en 2015, los estudiantes de la Universidad Politécnica de Sinaloa han desarrollado una forma de mantener iluminados los espacios verdes públicos del puerto de Mazatlán.

Con una bicicleta fija que enviará energía a un generador a través de poleas -un total de 600 watts por hora- y que un control de carga en una pila la convertirá en corriente, Néstor Daniel Galán Hernández, docente del departamento Académico de Ingeniería en Bioenergía, y Eduardo Ignacio Flores Corona, estudiante del cuarto cuatrimestre de ingeniería de energía, planean iluminar el Parque Lineal Mazatlán, del Libramiento 3.

“Funciona con un controlador de carga que genera energía de nueve polos de imanes permanentes que, a 300 revoluciones, proporciona 600 watts durante una hora promedio de utilización. Se planea que durante un día se utilice un promedio de 10 horas para que se logren generar seis kilowatts, con lo que se dejaría de contaminar 1.74 toneladas de dióxido de carbono”, explicó Galán a la Agencia Informativa Conacyt.

Con este programa se busca implementar el prototipo en lugares públicos o privados ya que en diferentes ciudades del país ha llegado la idea de hacer parques largos con centros de desarrollo “donde las personas puedan hacer ejercicio al aire libre y se puedan tener interconexiones tipo isla para generar corriente y tenerlo conectado a la red”, comentó el docente, quien agregó que estos proyectos contribuyen al ahorro de energía eléctrica de las lámparas de los parques.

Este proyecto recibió el año pasado apoyo del Conacyt y actualmente se encuentra en la fase de perfeccionamiento en donde se trabaja en un rediseño para poderlo llevar al Parque Lineal y poderlo producir en forma masiva. “Se trata de acondicionar el sistema de pedaleo y de generación de energía integrado en ese tipo de bicicletas, todo protegido adecuadamente”, explicó Flores Corona. “Está contemplado por parte del gobierno federal para que exista una financiación de este proyecto y se reproduzca de forma masiva para la instalación en diversas áreas públicas”, puntutalizó Galán.

Este tipo de proyectos para beneficio del medio ambiente han ido creciendo con el paso del tiempo de los cambios climáticos que se han ido dando. En septiembre pasado inventores ambientales presentaron en la Asamblea Legislativa una bicicleta fija con la cual, a través de la fuerza con la que se pedalee, se puede cargar la batería de los celulares sin dañar el medio ambiente y, al mismo tiempo promoviendo el ejercicio.

En mayo de 2016, el doctor en ciencias José Carlos Rubio de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo creó un cemento que tiene como capacidad esencial emitir luz hasta por 12 horas. A través de materiales que tienen la capacidad de absorber luz, Rubio trabajó el cemento blanco para que tuviera la capacidad de ser fluorescente cuando la luz natural se haya ido o la luz artificial esté apagada, cambiando de forma parcial el interior del mismo. (Con información de Agencia Informativa Conacyt y EFE).

aegm.