CIUDAD DE MÉXICO,-  Un equipo de investigación de la Facultad de Química de la UNAM unidad Sisal en Yucatán, encabezado por Sergio Rodríguez, estudian la saliva del pulpo rojo, la cual podría contener agentes contra la enfermedad de Alzheimer.

Después de analizar la salida, distinguieron que su contenido podría contribuir a entender el mecanismo de esa afección “no obstante, falta mucha investigación”, señala un comunicado de la Universidad Autónoma de México.

También identificaron que contiene un “coctel” de polipéptidos, proteínas, aminoácidos libres, enzimas, iones y carbohidratos que presentan dos fases esenciales durante el proceso de alimentación del pulpo: una fracción metabólica y una neurotóxica.

Los resultados en laboratorio revelaron que el efecto neurotóxico es generado por moléculas pequeñas, que “cuando inyectamos sólo esta parte del veneno notamos que las presas se paralizan durante dos horas y después regresan a la normalidad”.

Además, cuando probaron los compuestos metabólicos del veneno, que ayudan a la predigestión, notaron que las proteasas matan a la presa y en 20 minutos transforman la carne fibrosa en un gel fácil de ingerir.

A partir de ello, subrayó Rodríguez, se consideró que estas enzimas podrían servir para fines industriales como ablandadores de carnes o en detergentes.

La unidad de Química en Sisal es la única en estudiar las posibles aplicaciones de la saliva, además de realizar estudios relacionados con acuacultura y biotecnología de este cefalópodo, puntualizó.

r3