TEXAS,-  Ahora resulta que la nicotina además de provocar una dependencia, puede ayudar a protegerse contra el envejecimiento del cerebro. Investigadores de la Escuela de Medicina A & M de Texas, indicaron que durante el tratamiento con ratones, lograron medir los los efectos de la nicotina, en distintas dosis: baja, media y alta, sobre el apetito, el peso, la ansiedad y los niveles de receptores nicotínicos en el cerebro de los animales, informó The Times Of India.

En un artículo publicado en Journal of Toxicology, Ursula Winzer-Serhan, autora principal del estudio, señalo que los roedores que recibieron dosis bajas y medias de nicotina no presentaron cambios de ningún tipo.

“En cambio los que recibieron dosis altas, mostraron una reducción en la ingesta de alimentos y de su peso corporal así como un aumento de los receptores nicotínicos en el cerebro, a la vez que un aumento en la ansiedad”, agregó Winzer-Serhan.

La especialista recordó que en estudios anteriores se ha demostrado que los receptores nicotínicos del cerebro son útiles para tratar el deterioro de las funciones cerebrales.

“Al final no hemos demostrado que esta droga adictiva sea segura, y ciertamente no lo es de ningún modo durante la niñez o la adolescencia, fumar es sólo una posible vía de administración del fármaco, y nuestro trabajo muestra que no hay pérdidas y ganancias de la nicotina completamente”, concluyó la investigadora.

r3