MÉXICO.- La Facultad de Ciencias de la Universidad Autónoma de Baja California (UABC) colaboró con psicólogos del Centro de Rehabilitación Integral (CRI), en Ensenada, para crear nuevas terapias para personas con enfermedades cerebrovasculares. El proyecto, que surge con la colaboración de la UABC, el CRI y el Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF), es liderado por la científica María Victoria Meza Kubo y consiste en la estimulación cognitiva para el adulto mayor. La primera etapa del proyecto “Interfaces cerebrales para aplicaciones de estimulación cognitiva para pacientes con enfermedades cerebrovasculares (ECV)” inició el año pasado y concluyó este año con las pruebas del programa.

En entrevista con la Agencia Informativa del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), Meza mencionó que este programa forma parte de un proyecto de servicio social llamado Envejecimiento Activo. La investigadora expuso que los pacientes con enfermedades cerebrovasculares acuden al CRIT para recibir atención en rehabilitación física y en psicología, con programas que se diseñaron en ambientes inteligentes para mejorar el lenguaje. La especialista informó que en la actualidad está en desarrollo una tesis de licenciatura mediante la cual se registrará de manera formal la efectividad de la terapia. Meza mencionó que ahora los dispositivos tecnológicos diseñados para implementar interfaces cerebro-computadora redujeron sus costos y son más accesibles a la comunidad en general. “Esto nos permitió diseñar una aplicación de rehabilitación cognitiva que pueda ser operada con la concentración del paciente y un parpadeo”, dijo. Detalló que como parte de los avances en este tema se tiene una aplicación denominada Mindback para rehabilitación cognitiva que se opera a través de una diadema comercial llamada Mindwave, la cual tiene actividades en las áreas de lenguaje, memoria y atención.

“Respecto a la primera prueba, se realizó con 32 adultos mayores sin ECV y de esta evaluación concluimos que el uso de la aplicación tiene una alta percepción de usabilidad por parte de los adultos mayores”, subrayó. La segunda prueba fue acerca del impacto cognitivo del uso de Mindback como terapia de rehabilitación cognitiva en un paciente que tuvo un accidente cerebrovascular, al cual se le aplicaron pruebas para conocer su estado cognitivo y emocional, previo y posterior a la terapia. Después de 23 sesiones del uso de Mindback, los resultados demostraron una mejoría en las funciones cognitivas en el área de atención, memoria y lenguaje, que fueron abordados en la aplicación, pasando de un estado severo de deterioro a un estado moderado. La especialista comentó que esperan seguir con el uso de esta aplicación como apoyo en rehabilitación cognitiva, no sólo en pacientes con ECV, sino verificar si hay resultados positivos también en otro tipo de pacientes, por ejemplo, niños con déficit de atención, parálisis cerebral, entre otros.

Notimex/JRGA