CHINA,-  Una réplica a escala natural del Titanic se construye en un astillero chino, no para navegar sino destinada a permanecer en un lago artificial del interior del país.  El buque de 269 metros de eslora por 28 metros de manga, es decir, las dimensiones exactas de su ilustre modelo, no navegará sino que será emplazado en un parque temático de Sichuan, en el suroeste de China, ha precisado este jueves la agencia de noticias Xinhua.

El barco contará con una sala de baile, un teatro, una piscina y cabinas de primera clase, eso sí, dotadas con wifi, un anacronismo vinculado a las necesidades de nuestra época, según la agencia de prensa oficial.

El trágico destino del barco británico, que naufragó en el Atlántico al impactar con un iceberg en su viaje inaugural en 1912 acabando con la vida de 1.500 personas, fascina tanto en China como en el resto del mundo.

La construcción de su réplica, anunciada en 2014, supone una inversión de 1.000 millones de yuanes (136 millones de euros), costeada por el grupo energético chino Seven Star Energy Investment. Las primeras piezas empezaron a construirse en el astillero naval de Wuchang, en la provincia de Hubei, desde donde serán trasladadas para el montaje final en Sichuan.

Con motivo del inicio de la construcción, tuvo lugar una ceremonia en presencia del exministro británico y excomisario europeo Peter Mandelson, según el sitio de información Tencent.

Ya se anunció hace algunos años la construcción de otra réplica del Titanic, entonces por parte del multimillonario australiano Clive Palmer, también en China aunque proyectado para navegar. Sin embargo, el proyecto parece haberse interrumpido debido a problemas de financiación.

r3