CIUDAD DE MÉXICO.- En el tradicional pueblo de San Ángel, al sur de la Ciudad de México, abrió sus puertas el restaurante Carlota, un lugar verdaderamente bien logrado que mezcla platillos tradicionales de la cocina mexicana con toques inesperados de especies y sabor.

Ubicado en una antigua casa de estilo Porfiriano, construida en lo que en el virreinato fueron  los huertos del Convento del Carmen, hermosa construcción de 1613, donde ahora se encuentra el Museo El Carmen.

Entrar al Carlota es trasladarse a estas antiguas casas Porfirianas, donde los pisos de mosaicos  hacían juegos caleidoscópicos de color, su vestíbulo sobrio y su majestuoso salón, nos trasladan 100 años atrás en el tiempo, pero sin duda el sitio privilegiado del Carlota es su terraza, con su pequeño huerto sus paredes de adobe y su vista espectacular a la cúpula del convento del Carmen cubierta de talavera multicolor.

Cuenta la leyenda que esta bella casa fue ocupada por las tropas francesas durante la intervención y que posteriormente sirvió como cuartel para Maximiliano I y quizá de Refugio para su esposa Carlota, ya sea una romántica leyenda urbana para justificar su nombre o no… ¡Yo se las compro!

Entre árboles frutales setos de lavanda y un ambiente de vivero, la armonía del Carlota con su sobrio mobiliario y sus detalles de arte contemporáneo, se crea una experiencia realmente única.

La intención de sus creadores es mostrar la riqueza cultural de la comida mexicana, rinden homenaje a la herencia culinaria de nuestro país, proponiendo platos tradicionales de diferentes regiones de México, pero siempre con un twist de modernidad.

Su Chef Edgar Delgado, propone un menú que incluye platos muy sofisticados e innovadores como Ceviche de peto con salicornia, ensalada de jitomates cultivados en chinampas, ensalada de betabel con chapulínes, espárragos salteados con crema de chapulín y queso rallado, róbalo a la mantequilla con puré de apionabo, lechón confitado en mole negro y helado de aguacate, entre otros.

Para este fin de semana les recomiendo un plan primero con un desayuno en el Carlota, su vista de día es espectacular y después visiten el Museo El Carmen, que está justo en su costado derecho.

Este hermoso edificio virreinal de principios del siglo XVII, resguarda una colección de arte religioso integrada por obras de grandes pintores novohispanos como Cristóbal de Villalpando, Miguel Cabrera y Juan Correa; así como de valiosos artistas anónimos.

Justo este es el último mes de la maravillosa exposición de 8  obras espectaculares de Cristóbal de Villalpando, para mi nuestro máximo exponente del arte novohispano. A las pinturas, esculturas y mobiliario originales del colegio, que dan cuenta de la historia y vida cotidiana de los carmelitas; se han sumado notables piezas de origen diverso (dominico, agustino, franciscano, etc.) que enriquecieron notablemente la colección.

Ojalá que lo disfruten, ¡Hasta la próxima!

Escríbanme a aledelrio1@gmail.com

En Twitter @Alejandra05, @ARTNOWMexico, @Catartemex o @DigitAllpost

Y visiten nuestro grupo de sibaritas chilangos:

https://www.facebook.com/groups/catarte/