BEIRUT, SIRIA,-  De acuerdo al Observatorio de Derechos Humanos, más de 300 mil personas han muerto, entre ellas 90 mil civiles, y al menos 2 millones han resultado heridas desde el inicio de la guerra en Siria, además que unos 12 millones se vieron obligados a abandonar sus hogares.

El conflicto que inició en 2011, de acuerdo a los datos divulgados por la ING, ha registrado al manos 312.001 muertos y de entre ellos 90.506, al menos 15.948 eran mejores de edad y 10 mil 540 mujeres.

En las filas de los opositores al Gobierno de Damasco, agrega el Observatorio, hubo al menos 50 mil 606 bajas de combatientes sirios de facciones rebeldes e islámicas y de la alianza kurdo-siria Fuerzas de Siria Democrática (FSD), así como 2 mil 602 de desertores.

A estas víctimas mortales se suman los 54 mil 951 guerrilleros extranjeros fallecidos, que pertenecían a organizaciones como el Estado Islámico (EI) o el Frente de la Conquista del Levante (exfilial siria de Al Qaeda), y a grupos radicales como Yund al Aqsa, Yund al Sham o el Ejército Islámico de Turkistán.

En el bando gubernamental, al menos 60 mil 309 efectivos de las fuerzas regulares perdieron la vida, junto a 42 mil 627 combatientes de milicias progubernamentales sirias, 1.387 miembros del grupo chií libanés Hizbulá y 5 mil 330 guerrilleros chiíes de otras nacionalidades.

El Observatorio destacó que el recuento también incluye a 3 mil 683 muertos cuya identidad no se ha podido comprobar.

Por otro lado, la ONG subrayó que también ha podido documentar la muerte de 14 mil 638 personas que perecieron cuando estaban en prisiones y centros de detención del Gobierno de Damasco, entre las que hay 11 menores y 54 mujeres, pero no las ha incluido en este recuento.
r3