VERACRUZ, VERACRUZ.- Veracruz, cuya administración ha estado envuelta en escándalos de presunta corrupción, requiere un rescate financiero debido a sus excesivas deudas, dijo el gobernador electo, Miguel Ángel Yunes.

Investigaciones por supuesto enriquecimiento ilícito, peculado e incumplimiento del deber legal llevaron al gobernador saliente de Veracruz, Javier Duarte, a dejar el cargo el miércoles, semanas antes de cumplir su periodo, para hacer frente a las acusaciones, las cuales ha rechazado.

Duarte, ha sido señalado como el responsable de llevar al estado de Veracruz, a una situación financiera crítica, a la vez de no haber hecho lo suficiente para contener el creciente crimen organizado.

Para Yunes, cuyo Gobierno iniciará en diciembre, es indispensable un rescate financiero.

La deuda de Veracruz es impagable (…) es imposible pagar una deuda que puede rebasar los 100,000 millones de pesos (unos 5,180 millones de dólares)”, dijo en entrevista con Televisa. “Es importante que se intervenga en Veracruz de manera urgente (…) Es urgentísimo, sobretodo en materia de seguridad y en materia financiera”, destacó.

Entre 2010, cuando Duarte asumió el cargo de gobernador de Veracruz, y el cierre del 2015, la deuda de ese estado creció a 45,900 millones de pesos, más del doble, según cifras de la secretaría de Hacienda.

En agosto, la agencia Moody’s bajó la nota crediticia de Veracruz a B3/B1.mx desde B1/Baa3.mx con perspectiva negativa, citando un deterioro en su posición financiera y en sus métricas de liquidez.

jcrh