CIUDAD DE MÉXICO,-  Para cuando llegue el momento oportuno, las alcaldías en las que se dividirá la Ciudad de México, deben estar facultadas para cobrar el impuesto predial y el suministro de agua potable, para que no se consideren “municipios de segunda”, tal sustenta el diputado local priísta, Adrián Rubalcava Suárez.

“Si queremos parecernos a un estado, démosle las facultades de un municipio a las alcaldías, dándole oportunidad a los alcaldes de recaudar lo que es predial y el agua; lo que garantizaría una mayor recaudación, porque el alcalde se aplicaría a recaudar más impuestos de sus gobernados”, manifestó.

El asambleísta dijo que tal como está la propuesta de Constitución local promovida por el Gobierno capitalino, las alcaldías no tendrían las mismas facultades que hoy tienen los municipios de la República, y el control administrativo y político seguiría centralizado.

Además, agregó, la figura de concejales también resultará inoperante, porque no tendrá facultades para la revisión del presupuesto que ingresa a través del impuesto predial y el cobro por el suministro de agua potable.

Por ello Rubalcava Suárez indicó que comparte la preocupación que han expresado jefes delegacionales sobre que la propuesta que se está presentando en la materia no es funcional, porque sólo incrementa el gasto corriente a costa de mejorar los servicios que demanda la ciudadanía.

r3