MÉXICO.- En su primer acto público de 2017, Andrés Manuel López Obrador alertó que se prepara una guerra sucia en contra de él y su partido, dado el crecimiento de esta fuerza política rumbo al 2018 entre la ciudadanía. Por otro lado, también señaló que se “cocina” un plan para la reelección de Felipe Calderón como presidente de la República, con el apoyo de Carlos Salinas de Gortari.

El tabasqueño llegó a esta conclusión, al tener conocimiento de un encuentro privado entre ambos exmandatarios efectuado en diciembre pasado en la Ciudad de México en un domicilio particular al que se sumó el gobernador de Veracruz, Miguel Ángel Yunes Linares, con el interés de dejar en su cargo a su hijo en el 2018.

Según AMLO, esto explica por qué en sus más recientes declaraciones, Calderón Hinojosa decidió vincular directamente a Morena, en la ola de saqueos que han tenido tiendas departamentales en diferentes estados de la República, en el marco de las protestas contra el alza de las gasolinas.

López Obrador dijo que todos los que asistieron a la reunión avalan el “nepotismo puro” porque quieren seguir gozando de privilegios indebidos.

Aseguró, que se enfrentará a la guerra sucia en su contra pero sin caer en la trampa de la confrontación porque su movimiento seguirá siendo pacífico y triunfará en el 2018. En su discurso, el líder de Morena consideró que pese a la gravedad de la situación nacional, se debe tener fe y confiar en que sí hay salida y que las condiciones de pobreza en el país pueden revertirse.

jcrh