CIUDAD DE MÉXICO.- El Poder Judicial de la Federación, debe regresar un remanente de nueve mil 270 millones de pesos a la Tesorería de la Federación, derivado de subejercicios o ahorros de presupuesto 2016, como parte del esfuerzo de austeridad que están realizando todas las dependencias federales y poderes.

Lo anterior a solicitud de senadores del Partido Acción Nacional (PAN) y de la Revolución Democrática (PRD).

Dolores Padierna, vicecoordinadora del PRD en el Senado, expuso que todos los poderes de la unión están obligados a cumplir la ley y la Corte no debe ser la excepción, cuando se trata de dinero de los impuestos que pagan todos los mexicanos.

De acuerdo con la representante del sol azteca, esos nueve mil 270 millones de pesos bien podrían servir en estos momentos de crisis para evitar que otras áreas prioritarias resulten afectadas con el recorte al gasto.

Por su parte, el senador del PAN, Héctor Larios, reconoció que en su calidad de poder autónomo de la unión, al judicial no se le puede exigir que regrese ese dinero, pero la Cámara de Diputados desde luego puede y debe recortar su presupuesto para 2017 a fin de que la Corte ejerza ese guardadito de nueve mil 270 millones de pesos.

Ambos legisladores argumentaron que todos los poderes públicos están haciendo un esfuerzo por recortar su gasto, por lo que ninguna instancia pública debe estar exenta de este esfuerzo nacional.

jcrh