CIUDAD DE MÉXICO.- El pleno del Senado de la República, aprobó con 63 votos a favor y 13 en contra, las reformas por medio de las cuales las capitanías de puertos sean administradas y operadas por la Secretaría de Marina (Semar) a fin de garantizar una mayor seguridad y control ante amenazas del crimen organizado y la delincuencia.

De esta manera, toma la responsabilidad que hasta este miércoles, venía siendo llevada a cabo por la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT).

El presidente de la comisión de comunicaciones y transportes, Javier Lozano Alarcón, dejó en claro que no se trata de la militarización de los puertos del país. Desde su punto de vista, se trata de que exista más vigilancia y control de las capitanías, pero no se busca la afectación del comercio ni las actividades portuarias.

No se militarizan con esto los puertos de nuestro país. Que quede muy claro, que transferir la operación de capitanías de puerto, solamente es en términos de la seguridad por lo que hace a esas capitanías de puerto. Toda la parte económica se mantiene, incluidas las APIS, las Administradoras Portuarias Integrales, se mantienen bajo la administración de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes”.

Por su parte, Ricardo Barroso Agramont,  presidente de la comisión de marina del Senado, dijo que estas reformas son necesarias debido a que en la actualidad las capitanías de puertos carecen de los medios para hacerle frente a la delincuencia organizada.

“En la actualidad es incuestionable que las capitanías de puerto, carecen de los medios necesarios para ejercer la autoridad y la falta de un marco legal adecuado, para que los mandos navales de Secretaría de Marina, quienes si cuentan en estos momentos con los recursos necesarios para hacerle frente a la delincuencia, a la vigilancia y a la salvaguarda de nuestros mares”.

De esta forma, a partir de este miércoles, la Secretaría de Marina tendrá la facultad de autorizar los despachos y arribos de embarcaciones nacionales y extranjeras, asó como inspeccionarlas y certificarlas. También tendrá el mando en tierra, ya que podrá integrar y organizar un cuerpo de vigilancia, seguridad y auxilio para la navegación en aguas interiores.

Por lo que corresponde a la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, ésta continuará a cargo de la administración portuaria, el desarrollo de la industria naval, del otorgamiento de concesiones y permisos y, en general, de las actividades productivas.

jcrh