MÉXICO.- Tras su publicación en el Diario Oficial de la Federación, está programado que este miércoles entre en vigor la nueva Ley General de Víctimas, la cual tiene como principal objetivo, el priorizar y dar mayor agilidad a la atención a víctimas de delitos y violaciones a derechos humanos en medidas de ayuda inmediata, apoyo, atención y rehabilitación, como parte de un programa de asistencia integral, además de facilitar el procedimiento para la reparación del daño.

Con este nuevo texto, las entidades federativas, cuentan con un lapso se 90 días a partir de su entrada en vigencia, para integrar su Comisión de Atención a Víctimas; además de que modifica la estructura de la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas (CEAV).

Esta norma introduce el concepto de interés superior de la niñez, que deberá ser considerado de forma primordial en la toma de decisiones sobre una cuestión que involucre a niños, niñas y adolescentes, a fin de que cuando se presenten interpretaciones contradictorias se opte por la que proteja de manera más efectiva los derechos de este sector.

De acuerdo con el artículo Quinto Transitorio, la estructura orgánica de la CEAV se modifica y de un órgano colegiado, se transforma a una institución a cargo de un solo Comisionado Ejecutivo, quien por única ocasión, dentro de los 30 días siguientes a la publicación de la reforma, será propuesto por el Ejecutivo Federal y aprobado por el Senado de la República.

Con esta disposición termina la gestión del comisionado presidente Julio Hernández Barros y del comisionado Adrián Franco Zevada, quienes fueron nombrados en octubre de 2013. A partir del 4 de enero, el doctor Rubén Vasconcelos Méndez, director general de la Asesoría Jurídica Federal, estará a cargo de la CEAV, en tanto se designe al Comisionado Ejecutivo.

Durante la gestión de Hernández Barros como comisionado presidente, del 10 octubre al 30 de diciembre de 2016 la CEAV entregó 64.6 millones de pesos del Fondo de Ayuda, Asistencia y Reparación Integral (FAARI), al agilizar los trámites para la entrega de recursos, con una atención más eficaz y cercana a las víctimas directas e indirectas.

La cifra entregada equivale a 62.9% de los recursos que se erogaron en el periodo de noviembre de 2014 al 9 de octubre de 2016, lapso en el que se otorgaron 102.7 millones de pesos con cargo al FAARI. En la administración de Hernández Barros se apoyó de forma adicional a un total de 2 mil 449 víctimas directas e indirectas con el pago o reembolso de sus gastos por un monto de más de 8.9 millones de pesos por conceptos como traslados a comparecencias ante el Ministerio Público, diligencias en juzgados, presentaciones en la Comisión Nacional de Derechos Humanos, pagos por alimentación y hospedaje, y para recibir atención médica o sicológica.

Lo anterior se logró con las gestiones que realizó la Dirección General de Administración y Finanzas ante la Secretaría de Hacienda y Crédito Público para que se aprobara una ampliación presupuestal de 7.4 millones de pesos, a fin de cubrir el déficit de los servicios de traslado, hospedaje y alimentación de víctimas directas o familiares de éstas.

En esta etapa también se logró con la Coordinadora Nacional del Programa PROSPERA agilizar la inclusión de personas inscritas en el Registro Nacional de Víctimas (Renavi) a los programas sociales y se creó un formato único de gestión; mientras que con la Secretaría de Educación Pública se acordó el documento “Bases para el otorgamiento de becas a víctimas del delito y violaciones a derechos humanos”, para educación media y superior.

Hernández Barros emitió un mensaje en el que destacó: “me voy satisfecho del trabajo realizado y me voy muy agradecido también con el personal de la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas, con todos y cada uno de los que trabajan aquí, a los que les agradezco su empeño, su solidaridad, su lealtad y el cariño por las víctimas”.

Respecto a las víctimas, “a los que más dolor han sufrido, a los que el delito o la violación a los derechos humanos los ha dejado cercenados del alma”, les dijo: “con ellos mi solidaridad, mi cariño y de donde esté seguiré luchando por sus derechos y seguiré acompañándolos en su lucha”.

con información de agencias

jcrh