CIUDAD DE MÉXICO.- De acuerdo con los senadores Enrique Burgos y Mariana Gómez del Campo, diputados de la Asamblea Constituyente de la Ciudad de México, la capital merece un texto que cumpla con requisitos mínimos para atender las expectativas de la población.

Al instalar en el Senado de la República la Asamblea Juventud Constituyente, Burgos García destacó la importancia de que los jóvenes participen en la construcción de la Constitución de la Ciudad de México, pues cuentan con el conocimiento y la capacidad para enfrentar la dinámica de la época digital.

Hizo ver la necesidad de que la estructura jurídica con que se dotará a la capital federal defina atribuciones de los órganos de gobierno, con estricto apego a los derechos humanos plasmados en el Artículo 1 de la Constitución, los cuales alcanzaron un mayor rango a partir de la reforma de 2011.

Habrá de atender también, dijo el senador priista, el Artículo 122 constitucional, que especifica que la Ciudad de México, como sede de los Poderes de la Unión, es una entidad federativa y no un estado, pero sobre todo se debe cumplir el apartado “A” del mismo artículo, donde destaca que deberá ceñirse a la Constitución.

Opinó que “sería muy lamentable para los diputados constituyentes que la Suprema Corte de Justicia de la Nación nos enmendara la plana, si vamos más allá de la Carta Magna, más cuando estamos en vísperas de celebrar el 100 aniversario de la Constitución de 1917”.

El legislador del Partido Revolucionario Institucional (PRI) se pronunció porque el debate de la Constitución de la Ciudad de México contemple aspiraciones y anhelos basados en objetivos reales y alcanzables, a fin de responder de manera efectiva a las expectativas de que se harán cumplir los derechos y garantías de los capitalinos.

A su vez, la senadora Mariana Gómez del Campo señaló que el reto es que la Constitución de la Ciudad de México dé respuesta y atienda a largo plazo las necesidades de todos los capitalinos, por lo que “es necesario debatir artículo por artículo”.

Llamó a los constituyentes a no engañar a la gente, porque los planteamientos ideales se deben acompañar de bases firmes para realizarlos, como es el tema del agua, donde si bien se debe reconocer como un derecho, se debe precisar cómo cumplir, la forma en que se abastecerá en zonas como Iztapalapa.

Pero además no deben excluirse temas prioritarios como la inseguridad; por el contrario, deben discutirse entre los constituyentes para evitar que esta problemática no crezca más, advirtió la legisladora del Partido Acción Nacional (PAN).

Hizo énfasis en que el marco jurídico para la capital federal “no debe ser de izquierda ni de derecha, debe ser para todos, y a veces pareciera que delinea los ideales de un solo partido”, de ahí la pertinencia de que el debate sea abierto y específico en cada artículo.

con información de Notimex

jcrh