MÉXICO.- El Gobierno federal hizo públicas las cartas de invitación, enviadas el pasado 25 de agosto, a los candidatos a la Presidencia de Estados Unidos, Hillary Clinton y Donald Trump con el fin de reunirse con ellos.

Según ha trascendido, el contenido de las dos cartas es el mismo, en las que Enrique Peña Nieto les reitera que “el próximo presidente de Estados Unidos encontrará en México y su gobierno, a un vecino dispuesto a trabajar de manera constructiva para fortalecer aún más la relación”.

Como es conocido, Donald Trump, candidato republicano si aceptó tal invitación y se reunió con el presidente Enrique Peña Nieto en la Residencia Oficial de Los Pinos; un evento que generó una oleada de críticas y que terminó con la eventual salida de Luis Videgaray, secretario de Hacienda, cuando se supo que él estuvo detrás de esta invitación..

Presentamos el texto íntegro de la carta enviada a los candidatos Hillary Clinton y Donald Trump.

“El 8 de noviembre, el pueblo norteamericano elegirá al próximo presidente de los Estados Unidos de América. Estoy seguro de que el proceso electoral será uno de debate vibrante, contraste de ideas y de intensa participación ciudadana, honrando la gran tradición democrática de Estados Unidos.

“Como lo dije hace una semanas en la Casa Blanca, cuanto tuve el privilegio de encontrarme con mi buen amigo el presidente Barack Obama, no es mi papel juzgar el actual proceso electoral en E.U., sino seguir fortaleciendo las alianzas positivas entre E.U. y México, sin importar el resultado electoral. Le reitero a usted y a la Sra. Hillary Clinton, mi mayor respeto y deseos de un futuro brillante para su gran nación.

“Los Estados Unidos son muy importantes para México, y México es muy importante para Estados Unidos. Compartimos la frontera más activa del mundo, cruzada legalmente todos los días por más de un millón de personas y más de 437,000 vehículos. Más de 6 millones de empleos en E.U. dependen directamente de nuestro comercio bilateral, que va de la manufactura a la tecnología y actualmente incluso a la energía, como resultado de la reciente reforma energética de México. El comercio bilateral de nuestros países asciende a medio billón de dólares al año, innovamos y producimos juntos. Desde los automóviles que cruzan ocho veces nuestra frontera en el proceso de producción, a teléfonos inteligentes y computadoras; de cerveza a componentes aeroespaciales de vanguardia.

En promedio, 40% del contenido de las exportaciones mexicanas es producido en los Estados Unidos. Esto significa que de cada 40 centavos de dólar gastados en productos mexicanos en cualquier parte del mundo apoyan los empleos en E.U. Esto es bueno para los negocios y las familias de ambos lados de la frontera.

“México compra más de Estados Unidos que de Francia, Alemania, Italia, Japón, España y el Reino Unido combinados. Y, en materia de seguridad nacional, la cooperación activa de todos los días entre nuestros gobiernos es crecientemente importante para ambos países para afrontar los retos de un mundo complejo.

“El próximo presidente de Estados Unidos encontrará en México y su gobierno, a un vecino dispuesto a trabajar de manera constructiva para fortalecer aún más la relación entre nuestras naciones y para enfrentar nuestros retos comunes.

“Creo firmemente que las grandes oportunidades están frente a nosotros, si decidimos tomarlas juntos como verdaderos amigos, buenos vecinos y aliados estratégicos. Aunque no coincidamos en todos los temas, confío en que podemos ser más prósperos y seguros que nunca antes, si nos avanzamos juntos, sin perder de vista el hecho de que la libertad y la independencia son los cimientos indispensables de todo lo que valoramos.

“Toda relación cercana necesita ser reexaminada y renovada de vez en cuando. Siempre debemos estar abiertos a discutir lo que ha funcionado y lo que no. ¿Cómo podemos mejorar desde ambos lados? ¿Cómo podemos aclarar los malentendidos y entendernos mejor el uno al otro? Por eso, sería un gran honor tener una reunión y una conversación directa sobre el futuro en común de nuestras naciones. Por este propósito, di instrucciones a la Secretaría de Relaciones Exteriores para contactar a su oficina.

“Si la geografía nos ha hecho vecinos, son los valores comunes e intereses compartidos los que solidifican la robusta alianza entre México y Estados Unidos. Seguiremos trabajando para cimentar una sociedad basada en la confianza mutua, respeto y entendimiento. México ha elegido seguir trabajando hombro con hombro con Estados Unidos. Estamos completamente comprometidos a seguir trabajando con la siguiente administración de E.U., con buena fe y un espíritu elevado. Esto es una convicción, ya que juntos somos más fuertes y prósperos”.

digitallpost, carta invitación crédito: presidencia
digitallpost, carta invitación
crédito: presidencia

jcrh