CIUDAD DE MÉXICO,-  Noria Arias Contreras asambleísta del PRD se pronunció porque todas las delegaciones de la capital cuenten con una clínica de la mujer, donde se prevenga el cáncer de mama, ya que esta enfermedad representa la segunda causa de muerte en el país.

Consideró urgente la prevención y detección oportuna de  este tipo de cáncer, mediante un autoexámen mensual, consulta médica y mastografía anual después de los 40 años de edad.

Recordó que en mayo pasado el pleno de la Asamblea Legislativa aprobó reformas a la Ley para la Atención Integral del Cáncer de Mama, con la cual se establece la cirugía de reconstrucción mamaria como parte de los servicios gratuitos del sistema de salud de la capital.

Mencionó que Cada 24 horas 15 mujeres mueren en México por cáncer de mama y en el mundo fallece una cada minuto, advirtió la presidenta de la Comisión de Salud.

En México, anualmente se detectan entre 18 mil y 20 mil casos nuevos, de los cuales se registran aproximadamente cinco mil 600 fallecimientos.

Además, de acuerdo con cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), en 2013 la Ciudad de México alcanzó el primer lugar en cuanto a estadísticas por cáncer de mama a nivel nacional, al registrar a 30 de cada 100 mujeres con esa afección.

Arias Contreras refirió que la Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró octubre como el mes de la Sensibilización sobre el Cáncer de Mama, a fin de contribuir a incrementar la atención y apoyo a la sensibilización, la detección precoz, el tratamiento y los cuidados paliativos.

La OMS también declaró el 19 de octubre como el Día Mundial contra el Cáncer de Mama, ya que cada minuto muere una mujer en el mundo por esta afección. Cada año se detectan más de un millón 300 mil nuevos casos, mismos que registran 16 por ciento de los cánceres femeninos, precisó.

En este sentido, subrayó la invitación para que en este mes la población porte un listón o moño rosa para mostrar su apoyo a la causa, y generar conciencia de las revisiones médicas oportunas y apoyo moral a las mujeres que padecen esta enfermedad.

r3