CIUDAD DE MÉXICO.- Decisión por consenso, es aquella que se toma gracias al acuerdo de una mayoría pero, a su vez, tratando de minimizar el nivel de conflicto con la minoría. El consenso no requiere el consentimiento activo de todos los involucrados: alcanza con que, quienes se oponen la decisión, atenúen su rechazo y toleren la disidencia.

Es así como la Comisión Permanente del Congreso de la Unión aprobó convocar a los titulares de las secretarías de Hacienda, de Energía, Pemex, Profeco y de las comisiones Reguladora de Energía y de Competencia Económica para abonar en torno al ajuste que pudiera darse en torno a los combustibles.

Como presidente del órgano legislativo, Edmundo Javier Bolaños Aguilar, afirmó que la propuesta presentada a consideración del pleno, se logró “con el mayor consenso posible entre la mayoría de los grupos parlamentarios”, 29 votos a favor, cuatro en contra y tres abstenciones.

Durante la sesión se avaló la propuesta del vicecoordinador del PRI, Jorge Carlos Ramírez Marín, en la que pide a la Secretaría de Hacienda informar la metodología para determinar los precios máximos de las gasolinas, correspondientes a las 83 regiones del país y siete de la frontera norte.

También, se solicitó a la Secretaría de Energía la presentación de un informe de las condiciones en las que se encuentra la implementación de la reforma energética y de la perspectiva de ésta durante 2017.

Los integrantes de la Comisión Permanente pidieron a Pemex que garantice el abasto y suministro de los combustibles en todo el país y a la Comisión Reguladora de Energía, que al momento de haberse concretado la flexibilización de los mercados de los combustibles, haga de conocimiento público la ubicación de los concesionarios por región.

Durante la discusión del acuerdo se presentaron tres propuestas para modificar este documento. Los representantes panistas presentaron una iniciativa que pretendía reducir el IEPS aplicables por la enajenación de gasolina y diésel.

En tanto, la perredista Cristina Gaytán Hernández presentó otra propuesta para reformar los artículos primero y décimo primero y derogar el décimo segundo de los transitorios de la Ley de Ingresos de la Federación para el ejercicio fiscal 2017 y dar marcha atrás al ajuste.

Rocío Nahle García, de Morena, pidió un periodo extraordinario de sesiones para la semana próxima y que se convocará a la Comisión de Hacienda para elaborar el dictamen para revertir los IEPS en las gasolinas.

En tanto, el senador perredista Luis Miguel Barbosa Huerta solicitaba que la Comisión Permanente rechazara el incremento en el precio de la gasolina y el diesel.

La única propuesta que se aprobó fue la de la senadora panista Andriana Dávila Fernández, con el fin de precisar que las reuniones de trabajo con los funcionarios federales se llevarán a cabo ante el pleno de la Comisión Permanente.
r3