MÉXICO.- Adrián Rodríguez Samaniego, se desempeñaba como periodista en Ciudad Juárez., Chihuahua. Fue asesinado el pasado 10 de diciembre, para convertirse en el undécimo comunicador asesinado en México en lo que va de 2016, casi el doble de los documentados en 2014 y 2015, cuando se reportaron seis en cada uno de ellos.

Debido a este incremento, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) lanzó un llamado de alerta, al tiempo que expresa su profunda preocupación por el aumento de la violencia contra periodistas en México que se traduce en el incremento de la cifra de comunicadores asesinados en relación con años anteriores, cuyas muertes podrían estar vinculadas al ejercicio de la profesión.

La situación de violencia contra los y las periodistas en México ha sido motivo de preocupación especial para esta oficina”, apuntó la CIDH al recordar a México su “obligación” de investigar “con debida diligencia” y “agotar todas las líneas lógicas de indagación”.

Cifras oficiales de la Campaña Emblema de Prensa (PEC), señalan que en 2016 han muerto 144 periodistas, lo que deriva en el peor año en la última década. Esta cifra de comunicadores asesinados ocurrieron 31 países durante el ejercicio de su profesión, en lo que va del presente año.

Según esta organización, que defiende la libertad de prensa, el año pasado fallecieron 135 comunicadores; 138, en 2014; 129, en 2013; 141, en 2012; 107, en 2011; 110, en 2010; 122 en 2009; 91, en 2008; 115, en 2007, y 96 en 2006.

La Campaña Emblema de Prensa ha incluido en el recuento a los 20 periodistas brasileños que fallecieron en el accidente de avión en Colombia el pasado 29 de noviembre, mientras acompañaron al equipo de futbol Chapecoense.

“2016 ha sido un año muy difícil para la seguridad de los periodistas. El precio a pagar por la información sigue siendo muy alto, con 2.8 periodistas asesinados cada semana de media”, declaró el secretario general de la PEC, Blaise Lempen, a través de un comunicado.

Entre 2007 y 2016 un total de mil 232 trabajadores de los medios de comunicación han sido asesinados, de acuerdo con la misma fuente.

con información de agencias y la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos

jcrh