En el equipo que acompaña a Miguel Ángel Oso…rio Chong en sus afanes por alcanzar la candidatura de los escombros que Peña Nieto ha dejado en el PRI, destaca –como ya lo comentábamos ayer aquí– uno es candidato a La Grande, el subsecretario de Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación, Roberto Campa Cifrián. O Roberto Hampa, como le dice Diego Fernández de Cevallos.

Fue la maestra Elba Esther Gordillo quien lo colmó de favores –igual que a Oso…rio–, hasta hacerlo candidato presidencial del Panal, desde donde se pasó denunciando los conflictos de interés del Auditor Superior de la Federación. Y como va siendo costumbre, después traicionó a la maestra, proporcionando datos salvíficos para que a él no lo involucraran en los delitos de los que la acusaban, pero que en realidad eran el pretexto para una persecución política.

Incluso, violentó a sus seguidores para que se sumaran a la cauda de la traición. ‎Todos ellos opinaban que Campa, como dueño de las mentadas concesionarias y distribuidoras de automóviles caros, sería incapaz de robar. Pero…

En un periodo de “banca”, Hampa desplazó a sus hermanos del control de Automotriz Campa, en la carretera a Querétaro, y se hizo el vendedor y reparador oficial de las patrullas de Seguridad Pública del EdoMex, a cargo de Salvador Neme Sastré (a quien siempre despreció, nombrándolo “sátrapa”, al igual que a su padre).

campa

500 mil dólares por prestarse a la farsa

El pago de marcha por haber aceptado la candidatura a la Presidencia de la Republica por el Panal fue una mermada maleta con 500 mil dólares. A Jorge Castañeda y a Miguel Ángel Yunes Linares, a quienes les ofrecieron esa candidatura antes que a Campa, también les ofrecieron una suma mucho más cuantiosa que al despreciable Hampa, a quien tuvieron que sacarlo de –y con extrema urgencia– su casa en Rancho Viejo, en Brownsville, Texas, acicalarlo a él y a su mujer, viajarlos inmediata y apresuradamente a la CDMX para, el mismo día (un domingo), en el piso 51 de la Torre Mayor en el Paseo de la Reforma, afiliarlo como miembro del Panal y ungirlo como candidato a la Presidencia.

Su papel fue de pena ajena. Con solo recordar su bailecito ridículo y “rarito” invocando al voto “1 de 3”, y pidiéndole a sus hijas que hicieran el triste y lamentable papelón de hacer campaña a su favor en sus colegios, haciendo el ridículo de entregar calcomanías a sus compañeritas.

Hampa se pavoneaba después de su esperada fallida –pero redituable– campañita, que “hasta un vendedor de zapatos tenis en Buenos Aires, Argentina, lo reconoció ya que lo vio en televisión”. ¡Así de grande es Campa!

Del PRI al PRD de AMLO, luego al PAN, al Panal y…

Campa ha tenido el record mundial de travestismo político. En 15 días se trasvistió del priismo al PRD de AMLO –a quien defendió del desafuero desde la tribuna de la Cámara de Diputados, lo que le costó que sus compañeros priistas le movieran su curul al más oscuro rincón del salón de sesiones–, invitado por Ebrard.

Unos cuantos días después, se trasvistió al Panal para, después de su campañita presidencial, acabar en el PAN de Felipe Calderón –de quien fuera compañero en la primera ALDF y que, según Campa, “se la debía” dados los favores que le hizo en aquella legislatura– en el secretariado ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública que, realmente, le heredó Yunes Linares, a quien admira por ser un “gran guerrero” y a quien incluso, en un acto de absoluta y despreciable ignominia, le arrimó a sus hijas en un paseo en su yate en las costas de Veracruz.

Ahora, ha vuelto a sus fueros como orgulloso priista a cargo de Clavillazo.

Dilapidó 10 mmdp en un programita ¡de seguridad!

Roberto Campa regresó por sus fueros y alegando haber servido al sistemita, consiguió la inclusión en el descobijado equipo de Miguel Ángel Oso…rio Chong. El necesitado hidalguense, licenciado diesel (dice él). Campa presume que inmediatamente le encontró acomodo, pues habían formado parte del “establo” de la maestra Gordillo. ¿Sabe dónde? En subsecretaría de Prevención del Delito, donde se pasó cerca de cuatro años gastando diez mil millones de pesos en un programa, llamado de “Prevención Social para la Violencia y Delincuencia”, que finalmente Gobernación y la SHCP cancelaron para 2017 sin dar explicaciones ni un solo resultado.

A menos que dijera que los cuatro años los ocupó Campa en denunciar el mentado bullying en las escuelas del Distrito Federal, así como repartir cuantiosos contratos sin concurso y por asignación directa para “estudios e investigaciones” a su eterno entenado (y proveedor del respectivo moche) Rafael Reyes Arce, como también a su exjefe Arturo González de Aragón, en un intento de congraciarse nuevamente con él.

‎Un caso suficientemente documentado de malversación de fondos y peculado, que por sus características de fraude maquinado es, sencillamente, imprescriptible.

Ya vendrán, en tan solo dos años, otros arrieros que quieran azotar a esta mula retrechera y necia.

Otra de sus mansiones, en Valle de Bravo

Pomposamente, los boletines oficiales de la Secretaría de Gobernación, siguen argumentando que, a partir de la aplicación del Programa inexistente de Campa, ¡los índices delictivos en el territorio nacional se han reducido en un 35%! Lo que es inventar güevones, espantar con el petate del muerto de los cabrones.

Los expertos han dicho que nunca existió materia para trabajar. Campa nunca pudo definir cuál era su campo de trabajo. A cambio de eso, construyó su faraónica mansión en la exclusiva y pretensiosa zona denominada como “La Peña”, en Valle de Bravo, y pagó con recursos y facturas y reclamaciones fraudulentas de su seguro de gastos médicos, como diputado, las decenas de cirugías plásticas a que se ha sometido su cónyuge, para de ese modo cobrar sus frecuentes e incesantes infidelidades maritales, de acuerdo a amigas de ella.

Una biografía licenciosa en hoteles “de paso”

Narran como “retaca” el Hotel Francis, a una cuadra de Gobernación, con decenas de suripantas y mariposillas que le arrima su testaferro Ortiz Haro, de las que el infame se enamora, como aquella de apellido Canavati, “a la que hasta departamento le puso”, apareciéndoles avituallado con la ropa interior y la cara lencería de su esposa.

También dicen no poder soslayar las frecuentes visitas de Campa al Hotel Flamingo´s, de la Avenida Revolución, del que se convirtió en “visitante frecuente” con las putas cortesía de Ortiz Haro. Y no olvidan el apañón que le diera su todavía esposa en el baño del restaurante La Pigua, de Campos Elíseos, en Polanco, cuando sorprendió a Campa fornicando con su millonaria amante (la gasera hoy emproblemada con Jorge Vergara) en el sanitario, y a quien le dedicaba odas de amor desde la tribuna de la Cámara de Diputados en mensajes cifrados que sólo ellos entendían.

Y ahora, cómplice de Higa, ¡violando derechos humanos!

De ese modo, y a cuenta de las bodas de su prole, verdaderamente esquizoides, y los viajes a Europa en cruceros de lujo y largas estadías en el Hotel De Crillon, en Paris, con toda su familia, donde cargan hasta con el perico, y más parecen caravanas del Marajá de Pocajú, aquél personaje de la serie cómica Don gato y su pandilla.‎ con su rostro apocado, el pelo pintado con ungüento para zapatos Nugget, botox en el siniestro rostro, se ha servido con la cuchara grande.

Muy recientemente, Roberto Hampa se ha convertido en alcahuete voluntario de Juan Armando Hinojosa Cantú, quien aparece como dueño de la constructora Higa, encubriendo las trapacerías y crímenes cometidos contra comuneros, dueños y posesionarios de las tierras sobre las cuales pasa el trazo de la carretera Toluca-Naucalpan, quienes han acudido a las instancias de protección y defensa de los derechos humanos nacionales e internacionales en búsqueda de protección contra Hinojosa y ¡contra Campa!, quien como subsecretario de Derechos Humanos de Segob traiciona la ley, su función y obligación de proteger y defender a los desposeídos y no ser cómplice de las trapacerias de la dupla Peña Nieto – Hinojosa Cantú.

Con este equipo, Oso…rio Chong mantiene la gobernabilidad del país.

Y con el mismo aspira a gobernar el país en 2018.

¿Cómo lo ve usted?

Índice Flamígero: Ahora que en el equipo de Oso…rio Chong también hay triunfadores. Uno de ellos toma posesión hoy del cargo de gobernador de lo que queda de Veracruz. Miguel Ángel Yunes Linares, quien recibió apoyos de Gobernación y de otras dependencias en su campaña proselitista bajo las compradas banderas del PAN. Ha amenazado con revelar información que “cimbrará” a la Patria, como también dijera alguna vez el ahora secretario de Trabajo, Alfonso Navarrete, cuando investigaba el asesinato de Enrique Salinas de Gortari… aunque luego, como es costumbre, reculó. + + + Del gabinete anunciado por Yunes –casi todos los que él mismo le nombró a su hijo en Boca del Río–, destaca Enrique Pérez Rodríguez, socio de larga data y puede que hasta cómplice en la primera de las fugas de Joaquín El Chapo Guzmán. + + + ¡Albricias! ¡Faltan exactamente dos años para que termine este dizque sexenio! ¡24 meses! ¡52 quincenas! ¡104 semanas! ¡Ya nada más 730 días! Y quién sabe…

www.indicepolitico.com /
pacorodriguez@journalist.com /
@pacorodriguez
r3