“Lo importante no es lo que sufres, sino cómo lo sufres”: Séneca Anneo

Encabezando una Presidencia en franca decadencia, Enrique Peña Nieto resiente una cruda orfandad política. El mexiquense carece de apoyos y, lo que es peor, de metas y objetivos políticos. El país no le importa y la opinión de la población sobre su gestión menos. Carece de respaldo popular entre los mexicanos. La mayoría, al menos 8 de cada 10, lo repudian y la razón es simple: la economía del país y la personal se ha deteriorado en forma alarmante, poniendo en riesgo la estabilidad social y la gobernabilidad. Durante cuatro años, sólo se han beneficiado empresarios y políticos cercanos al inquilino de Los Pinos. La corrupción y la impunidad son el sello de esta administración. Hay total fracaso en materia económica, política y social. Crece la ola de violencia y la seguridad pública es inexistente. El cierre del sexenio se antoja accidentado. No podrá pasar la estafeta a un miembro de su propio partido político. Las negociaciones con el PAN y los Calderón enfrentan el formidable obstáculo de la candidatura de Andrés Manuel López Obrador, a quien parecen ponerle de pechito la Presidencia de la República con la serie de errores cometidos en los últimos meses.

Habrían de solicitarse unas cuentas más claras al gobierno federal. Finalmente no es tan difícil presentarlas y los enredos, todo apunta, se hacen para poder hacer todas las triquiñuelas necesarias con el fin de dar cumplimiento a las órdenes recibidas y giradas por superiores dispuestos, en todo momento, a la realización de negocios productivos para su patrimonio, compartiendo las ganancias con quien se encuentra en la punta de la pirámide de mando. En las negociaciones petroleras encontraron presidentes y miembros del gabinete un barril sin fondo. Las cifras no mienten, los cientos de miles de millones de dólares obtenidos a partir de los años 80 no se ven reflejados en el desarrollo nacional, son inexistentes grandes obras de infraestructura, ausentes se encuentran en la mayoría de entidades los llamados “parques industriales”, las vías de comunicación federales son obsoletas y, por si no fuera suficiente, la preferencia a importar hasta el maíz hizo sucumbir muchas de las cadenas de producción y a una importante parte de la industria nacional con su consecuente perjuicio al comercio y por ende a la creación de empleos.

Son incontables los llamados a los ciudadanos para comprender, entender, apoyar las razones de los funcionarios para incrementar impuestos, para autorizar alzas, para hacerse de la vista gorda ante los abusos bancarios, o para justificar el desempleo. Es al pueblo al que se le exigen entendederas en tanto los servidores públicos justifican su incapacidad y sordera. Es tan irracional el comportamiento gubernamental que, habiendo generado un gran desempleo, sus gastos fueron mucho mayores. Según informaron en El Universal, Relaciones Exteriores, Energía, Comunicaciones y Transportes, Gobernación, Educación Pública, Salud y Marina tuvieron gastos superiores a los registrados el año pasado, con lo cual derrumban las tesis de austeridad tan difundidas. En el mismo tenor gastaron los de la PGR, los de la Comisión Reguladora de Energía y los de la Comisión Nacional de Hidrocarburos.

En los últimos once meses, la SRE gastó 12 por ciento más que en 2015. Comprobaron erogaciones por 3 mil 847 millones de pesos solamente en gastos personales y eso que la sobrina de Carlos Salinas de Gortari no hacía recorridos permanentes por el mundo. Ahora, a la llegada de Luis Videgaray, las cifras habrán de duplicarse o triplicarse porque a su muy jugoso salario habrá de agregársele el pago de primas de seguro mucho más altas en virtud de la realización frecuente de viajes, sobre todo a los EU, justificados sobradamente a partir de haber recibido una calurosa felicitación telefónica de Donald Trump, una vez enterado el republicano de su nombramiento. Por lo menos eso es lo asegurado por el ex de Hacienda, por el de los enroques –recuérdese a Meade en Relaciones Exteriores y a Videgaray en la SHCP y ahora al revés, justamente volteado en sus vanos intentos por atraer inversiones a un país convulsionado por sus dictados económicos-.

Era de esperarse la Coparmex no firmara el Acuerdo propuesto por el mexiquense. Ellos fijaron su postura con anterioridad al solicitar se hicieran los recortes sobre el gasto público considerado como exagerado y con pocos resultados y no en inversiones o en programas sociales. “El gobierno mexicano ha pedido a la sociedad ser más comprensiva pero ¿en qué momento será comprensivo con la situación que están atravesando los mexicanos? ¿En qué momento veremos anuncios del gobierno sobre planes de austeridad en el gasto, de disminución del gasto corriente, de compromisos con la eficiencia, de la eliminación de gastos superfluos, de disminución de los privilegios para los servidores públicos, de castigo directo y severo a la corrupción –comenzando por la interna-, así como la reducción al presupuesto, por ejemplo, en materias como la comunicación?”.

La Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) no suscribió el plan pues éste se redacto en tres días, no formó parte de un consenso social, no incluyó metas claras ni objetivos puntuales, ni métricas para evaluar los avances. Gustavo Hoyos, presidente nacional de la Coparmex, se negó en redondo a firmar dicho acuerdo. Aunque lo firmó el millonario y ostentoso líder de la CTM, Carlos Aceves, los trabajadores no lo hicieron. Por ejemplo, la Unión Nacional de Trabajadores (UNT) no se sumó al acuerdo porque se mantiene el aumento al precio de los combustibles y consideró se debería derogar la reforma energética y cancelar la liberación y aumento de las gasolinas.

El estar inconformes con dicho acuerdo, llevó a la Coparmex a señalar: el pacto económico promovido por el presidente Enrique Peña Nieto es “inaceptable” porque culpa a los empresarios de los errores del gobierno federal al incrementar los precios de los combustibles. “Polarizar no fue un buen comienzo”, acusó Gustavo de Hoyos, presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex). El dirigente empresarial exigió al gobierno federal frenar los gasolinazos y modificar las cuotas del Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) a los combustibles para reducir el impacto del alza de los precios, porque existe margen de maniobra con los recursos excedentes del impuesto. También demandó reducir más el gasto público y agregar la deducibilidad al 100% de las prestaciones laborales para preservar el empleo. Asimismo, planteó una propuesta para eliminar por lo menos 37 programas sociales duplicados.

La ausencia de apoyo político es evidente. La Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago) no conoció el texto del Acuerdo para presuntamente fortalecer y proteger la economía familiar, pero en realidad se trata de una estrategia de comunicación e imagen pública de Presidencia de la República, por lo cual los gobernadores no lo firmaron, pues simple y sencillamente no fueron tomados en cuenta. En los hechos, la iniciativa privada del país tampoco fue consultada ni consensada.

El presidente Enrique Peña Nieto no sólo no cumple sus promesas de campaña sino además traiciona a sus simpatizantes y seguidores. En materia económica, el crecimiento es insuficiente para enfrentar los retos de la población, principalmente la gran desigualdad prevaleciente en el país, advierte la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE). México creció sólo 2.2 por ciento en 2016 y este año el incremento seguramente no llegará ni a 2 por ciento. “Crecemos la mitad de lo que deberíamos estar creciendo”, sostiene José Ángel Gurría, secretario general de la OCDE. Según este organismo, la economía mexicana debería crecer al menos 5 por ciento del PIB, nivel lejano para las perspectivas prevalecientes para el país.

GOBIERNO RICO, PUEBLO POBRE

Pero, si el gobierno federal permanece inmóvil frente a críticas de todos los sectores, el Poder Legislativo no se queda atrás. Los distinguidos senadores se gastaron nada más y nada menos que casi 747 millones de pesos solamente en asesores, en una nómina paralela a la de los legisladores en la cual fueron contratados y pagados los servicios de 546 profesionistas y no profesionistas de todas las ramas. En contraste con la inflación, con los porcentajes de aumento al salario mínimo, los ocupantes de las curules incrementaron sus gastos, en un periodo en el cual fueron llamados a ser austeros, en un 12 por ciento.

Y en el futuro y con la bendición de un órgano de altísima credibilidad como lo es el Instituto Nacional Electoral, veremos se gasten, existan elecciones o no, sumas como la de 6 mil 655 millones de pesos para sueldos y otros beneficios de su personal, para quienes existen canonjías mucho más allá de las marcadas por la ley y un ejemplo son los consejeros. Once de ellos recibieron en un año 6 millones 472 mil 488 pesos sólo de sueldo; sus compensaciones sumaron 28 millones 195 mil 200 pesos; por aguinaldos se gastaron 5 millones 200 mil 162 pesos. Las cifras deben dividirse entre once y ya se verá la gran diferencia, el abismo entre ellos y los ciudadanos a quienes se les conmina a los apretones de cinturón.

En cuanto a los disgustos por el alza del combustible, el gobierno no ha dejado nada en claro sobre los miles de millones de pesos otorgados al Sindicato de PEMEX, de los cuales no hay ninguna rendición de cuentas, ni a los agremiados ni al gobierno y es de ese liderazgo de donde surgieron las presiones para mantener esa secrecía pese a tratarse de dinero de los mexicanos, producto de la venta del crudo considerado patrimonial. Y no se trata solamente de ver si quienes trabajan en la paraestatal están más que bien pagados sino del dispendio sindical, de las fortunas acumuladas por el eterno líder Carlos Romero Deschamps, por la corrupción reinante y las complicidades vistas para despojar a los trabajadores mexicanos de fuentes de empleo otorgadas a extranjeros una vez autorizada su inversión en el país. Cada paso en el terreno petrolero significa una cifra más a la cuenta bancaria de Romero.

El gasto social del gobierno se reduce cada vez más y es insuficiente para disminuir la pobreza y hacer una sociedad más incluyente. El régimen de Peña Nieto de plano olvidó a la población en condición de pobreza extrema. La exclusión de las mujeres del mercado laboral es preocupante y el gasto en innovación y tecnología es muy bajo. El problema más complejo de la actual administración lo es sin duda la corrupción y la impunidad imperante. Además, la delincuencia está generalizada en México y los procesos judiciales siguen lejos de ser confiables.

CORRUPCIÓN A FLOR DE PIEL

Una y otra vez se evidencian los casos de corrupción de la administración de Peña Nieto. La más reciente involucra no sólo al mexiquense sino a su secretario de Comunicaciones y Transportes, Gerardo Ruiz Esparza, quienes fueron denunciados ante la Procuraduría General de la República (PGR) por presuntamente haber conspirado para beneficiar a la empresa OHL en su disputa con Infraiber. Paulo Diez Gargari, representante legal de Infraiber, fue quien presentó la denuncia y sostuvo que Peña Nieto instruyó retirarle a Infraiber el convenio para medir el aforo vehicular en el Circuito Exterior Mexiquense y el Viaducto Bicentenario. “Es posible concluir que estamos en presencia de una auténtica “conspiración de Estado”, puesta en marcha por instrucciones del propio Presidente de la República, para perjudicar a Infraiber y otros, como represalia por las denuncias públicas (fundadas y bien documentadas) de numerosos y muy graves actos de corrupción de las empresas del Grupo OHL con servidores públicos estatales y federales”, puntualiza y precisa estrategia y fechas de la aplicación de esta conspiración.

Jorge López Portillo Basave, ex director general de la empresa paraestatal Exportadora de Sal, acusó ante la PGR de desvío de recursos a Idelfonso Guajardo, secretario de Economía. En una entrevista radiofónica explicó: “Guajardo sabe desde 2013 que hay un desfalco millonario que afecta a las familias de Exportadora de Sal, quienes producen la sal más pura del mundo y que afecta los ingresos de Baja California”. Toda la sal producida por la empresa paraestatal –acusa- se le vende a un solo comprador: la empresa japonesa Mitsubishi, la cual compra la tonelada de sal en siete dólares, cuando el precio en el mercado internacional es de 14 dólares. “Guajardo miente al Congreso porque dice que la salmuera tiene litio y eso no está comprobado por la PGR y Exportadora de Sal. Miente porque les dice a los diputados que la sal tiene muchas calidades e infiere que la sal de México no tiene la calidad para venderse como sal de grado alimenticio, cuando la sal de Exportadora de Sal tiene 99% de pureza”, argumenta López Portillo, quien considera cuenta con elementos y pruebas suficientes que garantizan la viabilidad de investigaciones y castigos.

Habrá que esperar la reacción panista ante la sentencia dictada al ex gobernador de Aguascalientes, Luis Armando Reynoso Femat, quien fue sentenciado a seis años y 9 meses de prisión por los delitos de peculado y uso indebido del ejercicio público. El antecedente está en el 2008, cuando el Instituto de Salud del Estado compró un tomógrafo con valor de 13.8 millones de pesos, aparato nunca encontrado en hospitales públicos del estado. El juicio inició en agosto de 2012. El ex mandatario no ingresará a prisión por estos delitos en virtud de enfrentar el proceso judicial amparado además de depositar una fianza cercana a los 12 millones de pesos con los cuales se hará la reparación del daño y la diferencia deberá ser cubierta por Reynoso Femat para permanecer en libertad.

IRA JUSTIFICADA; MERODEA EL HAMBRE

México resiente una economía colapsada, un salario mínimo el cual cada vez alcanza para menos, un peso devaluado cada día y una indignación cada vez más grande. El poder adquisitivo de los trabajadores disminuyó 11.11 por ciento en lo que va del actual sexenio. De acuerdo a un estudio realizado por el Centro de Análisis Multidisciplinario de la Facultad de Economía de la UNAM, de enero de 2013 a octubre de 2016 los precios de los productos básicos subieron un 26.9 por ciento, por lo cual los incrementos del salario mínimo son en realidad pérdidas del poder adquisitivo. La Canasta Alimenticia Recomendable para una familia de cuatro personas –dos adultos, un joven y un niño-, conformada por 40 alimentos –no incluye gasto de preparación de los mismos ni renta, transporte, vestido y calzado- llegó a los 218.06 pesos diarios en octubre del año pasado, cuando el salario mínimo era de 73.04 pesos al día. “Lo anterior implica que con un salario mínimo sólo se puede comprar el 33.5 por ciento de la canasta”, señala el estudio, el cual explica: para adquirir estos productos alimentarios… se necesitan tres salarios mínimos o un aumento de 200 por ciento, mientras que para alcanzar el poder adquisitivo de 1987 se requeriría que el salario mínimo fuera de cinco veces más alto, es decir, un aumento del 400 por ciento”.

De ahí que en las calles de las principales ciudades del país crezca el grito de “¡Fuera Peña!”. Las manifestaciones contra el gasolinazo crecen y se suman a la indignación por la corrupción imperante, por los abusos de los ex gobernadores, por los ex mandatarios prófugos, por la inseguridad, por los normalistas desaparecidos de Ayotzinapa. “Peña, no sólo es el gasolinazo, eres tú, eres tú y tu Gabinete corrupto e inepto que no le gusta leer y sólo “len”. Es la injusticia: Mireles, los 43, Tlatlaya, la “casa blanca”, Aristegui y los asesinatos de periodistas. Feminicidios, crimen organizado, pocos ricos muchos pobres, reformas “destructurales”, etc., etc…. “, mostraban indignados miles de mexicanos en las marchas contra el gasolinazo.

En una de las últimas protestas, pobladores de Actopan, Hidalgo, se movilizaron hacia la Ciudad de México y arribaron a la Cámara de Diputados para manifestarse contra el gasolinazo. Una caravana de autobuses ingresó a la capital del país por la carretera México-Pachuca. Cabe destacar, el pasado martes en Actopan fueron saqueados establecimientos ubicados en una plaza comercial ubicada en la carretera México-Laredo. Y en el vecino municipio de Ixmiquilpan, ese día cientos de policías federales y estatales intentaron desalojar bloqueos mantenidos en la México-Laredo por pobladores. Tras un enfrentamiento, dos civiles murieron por heridas causadas por disparos.

Los ingredientes para un estallido social están puestos. Las protestas de la última semana se suman a todas las vejaciones del Estado a los ciudadanos. Hay un gran abuso de la clase política hacia la población mexicana. Los casos de gobernadores deshonestos se multiplican, pero huyen y son cubiertos con la complicidad del gobierno federal. Ante el descontento social, el país esta en riesgo de transitar hacia una dictadura miliar.

EN EL INTERIOR VAN IGUAL

En cada entidad las repercusiones por las erróneas medidas económicas dictadas y adoptadas se resienten y de manera mucho más severa en las zonas alejadas de las capitales o de los puntos en donde existe algún desarrollo industrial, comercial o turístico. Llama la atención lo registrado en estados en donde se habla de quiebra, de insuficiencia económica, del paso de tiempos muy difíciles… para la población porque, al igual de lo visto en la federación, dentro de las Secretarías, del Congreso, con ministros, jueces y consejeros, asesores, etcétera, se vive en la abundancia y para generar las suficientes confusiones se emplean definiciones para las entregas extraordinarias a la alta burocracia.

En Quintana Roo, por ejemplo, habrá premios en miles de pesos para los “funcionarios fieles”. No se sabe si fieles al dinero, a sus creencias religiosas, al mandato en turno, a sus partidos políticos o a sus mujeres o esposos, porque no existe referencia de fidelidad a la Patria y a sus congéneres. Dicen esto surge de un concepto llamado “Constancia y Fidelidad”, y de los beneficios gozarán funcionarios del primer círculo del poder estatal, entre otros.

Esa austeridad tan convocada por el gobierno de Carlos Joaquín González, no se percibe cuando se anuncia cada uno de los integrantes de su gabinete recibirá junto con el sueldo y las compensaciones otros 20 mil pesos mensuales. Treinta burócratas pertenecientes a los organismos desconcentrados y descentralizados recibirán 14 mil pesos más. El Ejecutivo no se queda afuera y se le asignan 40 mil del águila. Cuatro funcionarios de la Auditoría Superior del Estado se gastará 2 millones 275 mil pesos para estas retribuciones y de ellas más de 100 mil pesos mensuales le tocan a Javier Zetina González.

A Víctor Vivas, presidente del Tribunal Electoral, le van a dar más de 50 mil pesos y los magistrados y el contralor recibirán más de 40 mil. El Fiscal y los 5 vicefiscales tendrán lo suyo. El primero 20 mil pesos y los segundos 14 mil. Contemplaron en este nuevo y sorprendente renglón al titular de la Comisión de Derechos Humanos estatal con otros 20 mil pesos más 14 mil para su oficial mayor. Así las cosas existen pruebas fehacientes del cambio y de la transparencia. Los salarios dan para la renta de las residencias chetumaleñas, para otras de playa, para la adquisición de algunas gangas. Los autos de último modelo, los gastos de viaje, los seguros médicos y de vida esos corren y seguirán corriendo por cuenta de sus impuestos, con las alzas cotidianas, con los gasolinazos, con todas las recaudaciones cuyo punto final es una gran bolsa, eso sí… muy transparente.

DE LOS PASILLOS

Seguramente existe una creencia entre quienes aspiran al poder basada en el cambio físico, en el viejo refrán “como te ven te tratan” y de ahí los veamos con rostros estirados, con muestras de aplicaciones faciales cuyo efecto busca borrar el paso del tiempo haciendo rígidos los músculos. Cambian el peinado, el color del pelo, el disfraz para aparentar ser otros muy distintos a los marcados dentro de la historia creada por ellos mismos. Margarita Zavala sucumbió a esa tentación. Luciendo un corte de pelo distinto, maquillada, hablando con una serenidad aparente, ha aparecido ante las pantallas televisivas con su carga de rencor y odio hacia la izquierda y particularmente dirigida a AMLO. Podrá no traer rebozo pero la confirmación de otro dicho “Dios los hace y ellos se juntan”, se hace patente. Felipe Calderón, sus desapariciones y matanzas, seguro se justificaron debajo de las sábanas…

En los corredores en donde abunda el chisme político afirman se encuentra Manlio Fabio Beltrones azuzando a los senadores para rebelarse por los dictados económicos conocidos. Si es así, no hay más que felicitarlo. Aunque sea tarde pero siempre hay un tiempo para la reflexión y si se cuenta con seguidores y posibilidades hasta puede ser dé buenos resultados… A quienes si no se les hace mucho caso es a los de la Arquidiócesis y su molesto llamado a las autoridades para dar marcha atrás al incremento a los combustibles. Hasta ahora se dan cuenta de los años de corrupción gubernamental que anteceden a las crisis de hace más de dos décadas. En el olvido dejan su participación y la colusión con tal de obtener el voto…

A fin de recortar 10 por ciento la partida de sueldos y salarios de mandos superiores, la Secretaría de Hacienda giró un oficio a las dependencias de la Administración Pública Federal. José Antonio Meade, titular de la SHCP, señaló las secretarías están en libertad de realizar el ajuste de la manera que juzguen conveniente para preservar su funcionalidad… El ajuste presupuestal del 10 por ciento en salarios y prestaciones a funcionarios públicos, forma parte de las medidas de austeridad implementadas por el gobierno federal para apoyar el mantenimiento de las finanzas públicas sanas y un sistema financiero sólido…

Este martes, en las operaciones cambiarias, bancos de la Ciudad de México vendieron el dólar libre en su máxima cotización de hasta 22.08 pesos por unidad en ventanillas de Scotiabank y se compraba en su mayor precio de 21.30 pesos en sucursales de Inbursa… La advertencia de la armadora Fiat Chrysler sobre frenar sus inversiones si se imponen aranceles a México, resultó una nueva sorpresa negativa la cual deterioró la demanda de pesos en el mercado cambiario…

Para el jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera Espinosa, el Acuerdo para el Fortalecimiento Económico firmado el lunes es un acto de buenas intenciones, pero, advirtió, se requiere de cosas concretas. Y planteó: si realmente quisieran hacer una reducción en los gastos del gobierno federal por qué en vez de reducir los salarios de los altos funcionarios en 10% no se homologan a los que hay en la Ciudad de México. Por ejemplo, en 2016 el salario del presidente de la República ascendió a 357 mil 888 pesos al mes, mientras que el del jefe de Gobierno de la Ciudad de México fue de 106 mil 131 pesos.

Lilia _arellano@yahoo.com;
Facebook.com/LiliaArellanoOficial y
twitter @lilia_Arellano1.
r3