Ante la violencia de género que se vive en el país, y en estos últimos meses en el municipio mexiquense de Naucalpan de Juárezc. El día de hoy, fui invitada a exponer en un foro sobre la violencia de género en la FES Acatlán, ubicada en el municipio de Naucalpan en el Estado de México.

Jurisdicción mexiquense que por cierto en los últimos meses ha sido fuertemente golpeada por la delincuencia y sobre todo en donde la seguridad de cualquiera pero sobre todo la de las mujeres, está en vilo. Apuntaba yo esta mañana, frente a los enardecidos estudiantes universitarios por lo que ahora les toca vivir en cuanto a inseguridad, violencia y crimen, que las medidas de las autoridades parecen ilógicas cuando de acabar con el crimen de la violencia hacia las mujeres se trata.

Miguel Ángel Osorio Chong, secretario de Gobernación de la presente administración ha tomado la batuta federal discursiva al respecto, y pide que ante cualquier acto de violencia hacia las mujeres denunciemos, pues él está cierto que con esta simple acción, se abatirán tales agresiones.

Esa creencia del funcionario federal o ¿acaso estrategia contra el crimen?, es no querer hacer nada. Porque en tanto a violencia de género, denunciar no inhibe la ofensa o la trasgresión, cuando mucho y en casos excepcionales castiga al ofensor. Sin embargo, en la realidad, la acusación no devuelve la vida a las mujeres vejadas y asesinadas y tampoco se resarce el daño a quien ha sido violentada, sobre todo porque la justicia hasta ahora, en la mayoría de los casos de violencia de género, lo que hace es re victimizar.

La violencia de género es un asunto que ahora mismo en México no tiene planteamientos serios para contrarrestarla en el ámbito institucional y por el contrario crece el fenómeno aun cuando ya se encuentra en un estadio alarmante, hablar de feminicidios lo confirma.

Cualquiera de nosotros podemos consultar las cifras de violencia contra niñas, adolescentes y mujeres en nuestro país y podremos verificar que año tras año el fenómeno repunta.

Si quieren una cifra terrible para saber cuál es el tamaño del fenómeno, para el 2013 y el 2014 el INEGI señaló que cada día en México 7 mujeres son asesinadas. Sí, asesinadas previo sometimiento de otros muy diversos ultrajes.

Los feminicidios son un asunto al que los gobiernos de este país le han dado la vuelta, por el simple hecho de que somos mujeres. Así de fuerte.

Acta Divina… “Parece que es normal que hay que aguantar la violencia verbal, laboral, física. Parece que en este país se tiene que estar en esta circunstancia de normalidad. Tenemos que pensar que eso no puede seguir sucediendo, es obligatorio aspirar a mejores condiciones de vida para toda la familia”: Miguel Ángel Osorio Chong.

Para advertir… Con denunciar no basta.

Gracias Dra. Adelina Francis por la invitación.

actapublica@gmail.com

r3