Cuando el presidente Enrique Peña Nieto, ahora sí advierte que un muro que selle la frontera terrestre entre México y Estados Unidos “atenta contra nuestra dignidad”, la de los mexicanos todos, pareciera que se olvida de todo lo que su Administración como la de otros más presidentes de México, nos han arrebatado ya la dignidad en la búsqueda de un enriquecimiento desquiciante.

Pero lo peor de todo en este momento, es contestar en el aire al señor Donald Trump, aún presidente electo de los Estados Unidos, que no pagaremos por el muro, cuando igual que el propio Trump, Peña no se tiene ni idea de cómo argumentar política y en base a nuestra soberanía, que México no contribuirá de ninguna forma a la edificación de dicha barrera entre naciones. Ni siquiera se atisban los grandes estragos para ambos países, como por ejemplo en los lindes de la frontera en controversia en donde sus pueblos, sus comunidades han tejido pese al racismo y las diferencias económicas; lazos no sólo económicos, comerciales y culturales, sino incluso familiares.

En ese mismo tenor de ocurrencias sin ton y ni son, e insultando nuestra inteligencia y en la ruta del atropello constante a nuestra dignidad como mexicanos, ahora resulta que el desgobierno saqueador de Peña Nieto intenta mostrarse como benefactor al informar que se regresarán poco más de 54 mil millones de pesos a al menos, 3.2 millones de mexicanos mayores de 65 años que tienen un saldo acumulado en sus cuentas individuales del Sistema de Ahorro para el Retiro. (SAR).

La devolución que se anuncia es sobre todo para aquellos que no lo han reclamado.

Resulta entonces, que eventualmente las Administraciones en turno se “clavan” los ahorros de los trabajadores mexicanos, no sólo el SAR, sino incluso los abonos para vivienda y ahora en una nueva modalidad: los finiquitos constitucionales al dar por terminado un contrato laboral.

Hacerse el benefactor, no le queda nada bien a este Gobierno, a menos claro que seamos nosotros quienes no hayamos entendido aún, que el Partido Revolucionario Institucional (PRI) –o lo que queda de este–, está en campaña electoral.

No es Trump el que nos viene a arrebatar nuestra dignidad, somos nosotros quienes hemos dejado que nos la mancillen nuestros propios gobernantes y que nos dejen indefendibles ante cualquier totalitario.

Acta Divina… El director del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), Mikel Arriola, anunció que sus guarderías incrementarán sus servicios de educación como parte del apoyo a la economía familiar, tras el alza en los precios de la gasolina.

Para advertir… O sea que nos van a poner a trabajar más, para pagar más y más impuestos. ¡Ya basta!

actapublica@gmail.com
r3