Ahora que es un secreto a voces el que Luis Videgaray Caso no sale de Los Pinos –y que no está concentrado en lo que pasa en la National Football League (NFL) como dijera José Antonio Meade, ahora ocupando el que fuera el puesto del primero en la Secretaría de Hacienda—no son pocos los que advertimos y preguntamos en calidad de qué Videgaray se ha vuelto asiduo de la casa Presidencial de Los Pinos; aunque algunos otros también apuntan que siendo amigo del presidente Enrique Peña Nieto no tiene nada de malo que ahí lo visite.

Pero no podemos pecar de ingenuos y señalar que no hay ninguna anormalidad en que el ex secretario de Hacienda y quien tuvo grandes oportunidades de ser el candidato presidencial priista, haya sido renunciado de manera más que abrupta de su encargo y ahora ver con normalidad su asistencia asidua a las oficinas de Los Pinos, nada más por la amistad que lo une con su amigo Peña y con quien además tiene otro tipo de intereses en el ámbito político y económico.

Quienes apuntan que Videgaray salió de la cartera de la hacienda federal por el rumbo fatídico que delinea la economía nacional, podrán advertir ahora que sigue influyendo en las decisiones del mandatario federal; incluso claro, las hacendarias y financieras.

Sí antes, cuando Videgaray fue funcionario público se objetaba que dictara temas diversos de la agenda nacional al mismo presidente de la República, hoy como hijo de vecino, sin encargo constitucional, el asunto es aún más discutible.

Es cierto que Peña Nieto y cualquier presidente de México, no incurre en ninguna anomalía o delito en la contratación de asesores. ¿Pero seguir los consejos de un amigo, de un entrañable para dirigir una nación nada más porque sí?

Las visitas casi diarias de Videgaray a Los Pinos sólo se pueden explicar por qué de por medio él y Peña, tienen más intereses que la sola amistad.

Se burlan no sólo de todos los electores, también de los mexicanos y hasta del propio Gobierno de los Estados Unidos.

Acta Divina… “Hay que defender la visita. Tenemos que cerrar filas todos con la decisión que se tomó y esperar a que bajen las críticas y que se entiendan los beneficios”: Advirtió el presidente Enrique Peña Nieto en su oportunidad a su equipo por la visita de Donald Trump.

Para advertir… Una cosa es dejar el encargo y otra los negocios.

actapublica@gmail.com
r3