La última avalancha de migrantes que provoca aún una situación de emergencia mundial, es la que se refiere a las miles de personas que cruzan el Mediterráneo y el Adriático desde África hacia los países de la Unión Europea y principalmente para llegar hasta Alemania. No son sólo los sirios que huyen de la guerra civil en su país, que inició desde el 2011; también de otros confines del continente africano intentan muchos más migrar por más guerras intestinas o por condiciones inhumanas de vida.

Las migraciones en todo el mundo y a lo largo de la historia son eventos imparables y que incluso han delineado severas rupturas de alianzas nacionales como ahora, los ingleses con el Brexit respecto a Europa.

Es así, que lo que se viene gestando desde el mes de abril de este año, y con mayor fuerza a finales de agosto en los puntos fronterizos con Estados Unidos en Baja California y Sonora, es para México y sus gobiernos un tema que debería merecer una gran atención y respuesta rápida.

A ciudades fronterizas como Tijuana, Mexicali y San Luis Río Colorado principalmente han arribado migrantes sobre todo haitianos y se dice que incluso africanos que buscan el estatus de refugiados en los Estados Unidos y que intentan llegar a la tierra prometida pasando por nuestro país.

El asunto no es menor, porque entre ellos mismos se comunican a través de redes sociales señalando a otros con el mismo objetivo, cuáles las rutas más seguras para llegar a las ciudades mexicanas fronterizas con la Unión Americana.

Ya es esta una emergencia humanitaria. Se calcula que en los últimos días arriban ya por cientos los migrantes a los puntos fronterizos y por ende, requieren apoyo de todo tipo: desde el alojamiento, el alimento, servicios de salud e incluso de seguridad.

Empero, hasta ahora, el único gobernador que ha solicitado intervención del Gobierno federal, es el panista Francisco Vega de Lamadrid de Baja California, a quien han remitido con la señora Claudia Ruiz Massieu, titular de Relaciones Exteriores, quien a la vez le pide tiempo para comprometer a todos los países involucrados en dicha situación.

Qué espejo tan crudo el de los haitianos que buscan oportunidades en otro país que no es el suyo, así como el de nuestros compatriotas mexicanos que por miles buscan igual en Estados Unidos lo que aquí en México no se les otorga.

Y bueno, tal vez Claudia Pavlovich, gobernadora de Sonora, no ha dicho aún nada al respecto, porque a Francisco “Kiko” de Lamadrid, sus propios gobernados le hacen la anotación que en lugar de andar pidiendo solución para alojar a los haitianos, debería recibirlos en la treintena de inmuebles que se le conocen.

Acta Divina… De acuerdo con un comunicado difundido por la Relaciones Exteriores, se establece un compromiso para ayudar a las crisis que se vive en Baja California por los haitianos.

Para advertir… Ruiz Massieu ocupada al 100% con la operación cicatriz.

actapublica@gmail.com
r3