CIUDAD DE MÉXICO,- Este 16 de octubre se proclamó el Día Mundial de la Alimentación con el objetivo de crear conciencia sobre el problema alimentario en el orbe y fortalecer la lucha contra la desnutrición y la pobreza. Desde 1979, la FAO pretende con este día estimular una mayor atención a la producción agrícola en todos los países.

De acuerdo con la FAO, uno de los mayores problemas relacionados con el cambio climático es la seguridad alimentaria, y los pescadores, agricultores y pastores son los más afectados por las altas temperaturas y el aumento de la frecuencia de desastres relacionados con el clima.

Al mismo tiempo, recordó que la población mundial crece de manera constante y para cubrir una demanda tan grande, los sistemas agrícolas y alimentarios tendrán que adaptarse a los efectos adversos del cambio climático y hacerse más resilientes, productivos y sostenibles.

Aseguró que esa “es la única manera de que podamos garantizar el bienestar de los ecosistemas y de la población rural y reducir las emisiones”.

Además, recordó que en la Cumbre de Desarrollo Sostenible de la ONU, efectuada en septiembre de 2015, se comprometieron 193 países a acabar con el hambre en los próximos 15 años.

Además, el Acuerdo de París sobre el Cambio Climático está listo para entrar en vigor, previo a la próxima conferencia sobre el cambio climático, COP22, en noviembre próximo.

En el marco del Día Mundial de la Alimentación, en México el gobierno federal fomentó la creación de 236 “Comedores Poder Joven” en 26 estados del país, que benefician a más de nueve mil personas.

A fin de reducir la carencia alimentaria en la población de 12 a 29 años, otros 34 han sido construidos en universidades públicas y escuelas de educación Media Superior en 23 estados, en apoyo a más de mil 200 estudiantes.

Además del programa Futbol por la inclusión, que se apoya en la red de comedores de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol).
r3