CULIACÁN.- Mario Valenzuela, alcalde de Badiraguato, dio a conocer que al momento se desconoce quienes fueron los responsables del ataque del pasado viernes a un convoy militar. Igualmente no se tiene la certeza de que el atentado haya sido ordenado por los hijos de Joaquín Guzmán Loera. En la emboscada, cinco elementos de la Sedena perdieron la vida.

De acuerdo con el funcionario, la investigación de los hechos no entran en su competencia, como tampoco poder asegurar que los vástagos del “Chapo”, tuvieron que ver en el atentado, como lo señaló el comandante de la Tercera Región Militar, Alfonso Duarte.

“Ellos deben tener elementos para hacer una declaración de ese tipo, yo no los tengo, no es de mi competencia y el hecho sucedió en Culiacán, pues mucho menos”.

Sobre lo ocurrido la madrugada del 30 de septiembre, sólo dijo saber que fue un enfrentamiento circunstancial, que los militares se encontraban realizando patrullaje en la zona y al llegar a la comunidad de Bacacoragua, se encontraron de frente con civiles armados y así inició el enfrentamiento.

En dicho incidente resultó herido quien ahora está identificado como Julio Óscar Ortiz Vega, alias El Kevin, pero las autoridades militares llegaron a las instalaciones de la Cruz Roja ,en la cabecera municipal de Badiraguato, y no dejaron intervenir a las autoridades locales, sólo pidieron ayuda para el trasladado hasta Culiacán.

Valenzuela asegura que desde Bacacoragua hacia La Tuna es una zona en conflicto, donde han ocurrido varios enfrentamientos entre grupos armados y autoridades. El alcalde señaló que los hijos de “El Chapo” nunca se ha sabido que radiquen en el municipio de Badiraguato, dijo el alcalde.

Los constantes enfrentamientos han provocado los desplazamientos de personas en toda la región del llamado Triángulo Dorado.

jcrh