CIUDAD DE MÉXICO.- Miguel Ángel Mancera Espinosa, Jefe de Gobierno de la Ciudad de México informó que desde la Central de Abasto se dará garantía de ofertar a la población los precios más bajos de la canasta básica, por lo que instruyó al Coordinador General de la CEDA, Alejandro De Santiago Palomares Sáenz para realizar dos importantes acciones ante el alza al precio de los combustibles.

La primera es mantener las mismas tarifas de acceso de peaje, servicios sanitarios, estacionamientos aéreos, zona de pernocta y de Subasta, así como de sus trámites administrativos, con el fin de apoyar a los miles de comerciantes que acuden diariamente para el abasto de productos.

La segunda, es no incrementar las cuotas de mantenimiento y de los servicios que brinda a los Participantes y Permisionarios de este mercado mayorista.

Lo anterior, es con el fin de atenuar el impacto en el precio de productos tras el incremento de los combustibles, y apoyar a comerciantes de mercados públicos, tianguis, y mercados sobre ruedas que representan el 46% de la fuerza de comercialización y distribución de los alimentos de la ciudad.

Durante la Firma del Convenio de  concertación entre las Autoridades de la CDMX, la Central de Abasto y los Comerciantes que intervienen en la distribución y comercialización de productos de la canasta básica, Mancera Espinosa enfatizó que “este convenio es para estabilizar los precios en la Central de Abasto. Esto es para que la Central de Abasto, con todos los integrantes, dé garantías de tener el mejor precio, el más bajo en sus instalaciones”.

Sabemos que con el incremento de los combustibles, todos y cada uno de los comerciantes y distribuidores de lis alimentos que consume la población de la ciudad, tienen que trasladar sus mercancías y, al hacerlo, van a tener que cubrir un mayor costo por ese traslado; dado el incremento de los combustibles; además, le estamos garantizando a los que menos tienen, a quien más lo necesita que no van a sufrir una consecuencia económica inmediata en sus bolsillos, que es donde más duele y donde más lo resiente”, finalizó el Jefe de Gobierno.

Por su parte, Salomón Chertorivski Woldenberg, secretario de Desarrollo Económico (SEDECO), resaltó que la instrucción del Jefe de Gobierno es tejer una red de protección para la economía de los capitalinos y de sus hogares frente a las posibles consecuencias del alza de los combustibles en el país.

Manifestó que con el anuncio de hoy, “los comerciantes de nuestra ciudad podrán transmitir los mejores precios posibles a las familias de la capital. Todos estos trabajadores se han comprometido a mantener los mejores precios, al mínimo”.

Asimismo, la SEDECO realizará una labor informativa diaria para anunciar a los consumidores dónde encuentran los precios más bajos, así como vigilar y supervisar los compromisos suscritos.

En su intervención, Alberto Sánchez Arceo, integrante de la Representación Privada del Comité Técnico del FICEDA dijo que “como empresarios, pocas veces tenemos la oportunidad de colaborar con el Gobierno y la sociedad civil con causas tan nobles como ésa, destacamos la puesta en marcha de este convenio con amplio sentido social, del cual nos enorgullece formar parte”

“Nos comprometemos a continuar ofreciendo alimentos sanos y frescos al mejor precio del mercado. A nuestros amigos comerciantes de los mercados públicos, mercados sobre ruedas y tianguis les garantizamos que en la Central de Abasto no encontrarán incrementos en los precios como resultado del aumento en el precio de los energéticos”, finalizó.

Al evento asistieron funcionarios del Gobierno de la Ciudad de México, legisladores, comerciantes y distribuidores de la CEDA, así como invitados especiales.

con información de la Central de Abasto de la Ciudad de México (CEDA)

jcrh