CIUDAD DE MÉXICO,-  Es importante resaltar el compromiso que debe asumirse al convertirse en donador, decisión que debe comunicarse a la familia o seres queridos, para cuando una persona pierde la vida, el proceso resulte sencillo. El Centro Nacional de Trasplantes (Centra) contabiliza a la fecha 20 mil 541 personas que están en lista de espera para recibir un trasplante, principalmente de riñón y córnea.

“¿Qué tengo que hacer si quiero ser donador de órganos? Ingresa a la página del #CENATRA http://cenatra.salud.gob.mx y regístrate.”, escribió el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado en su cuenta de Twitter @ISSSTE_mx.

El trasplante es la transferencia de un órgano, tejido o células de una parte del cuerpo a otra, o de un individuo a otro y que se integre al organismo. Los órganos que se pueden donar son los riñones, el hígado, el corazón, el páncreas y los pulmones y de una donación también se pueden obtener tejidos como huesos, córneas y válvulas cardiacas.

Se puede donar órganos completos y parciales en vida como los riñones, un lóbulo de pulmón, partes del hígado, páncreas o intestinos.

De acuerdo con estadísticas del Registro Nacional de Trasplantes (RNT), 12 mil 523 pacientes esperan un riñón; siete mil 549 necesitan córneas, 392 un hígado, 55 un corazón y 10 un páncreas.

Los interesados en convertirse en donadores pueden llenar el documento oficial en la página del Centro Nacional de Trasplantes www.cenatra.salud.gob.mx, en el que expresa su consentimiento expreso para donar órganos, tejidos y células después de la muerte, el cual no podrá revocarse por un tercero.

En el documento se puede manifestar la voluntad de quienes, después de la vida, desean donar sus órganos y/o tejidos para que sean utilizados con fines terapéuticos.

Además existe la Tarjeta de Donador Voluntario que es un medio de comunicación con el cual se puede manifestar el deseo de ser donador de órganos y/o tejidos con fines de trasplante, que deberá entregarse a un familiar para que sea quien apoye su decisión cuando fallezca.

También se puede obtener por medio del portal electrónico http://www.cenatra.salud.gob.mx/interior/donacion_registro.html o en cualquier otra organización que realice campañas a favor de la donación de órganos y/o tejidos y no se requiere de ningún trámite adicional, sólo portarla en todo momento.

Sin embargo, la ley también reconoce el derecho de un ciudadano a no ser donador, es decir, el camino está abierto para tomar cualquiera de las dos decisiones. Por el contrario a esta serie de opciones, está la negativa de donación de órganos, la cual también se debe informar a la familia y llenar un formato obtenido en el portal del Centro Nacional de Trasplantes.

Éste debe ser impreso y en caso de ser utilizado tendrá que acompañarse de una copia fotostática de la identificación oficial como la credencial de elector, cédula profesional, pasaporte o cartilla del servicio militar.

Es importante saber que no todas las personas que fallecen pueden ser donadoras de órganos, ya que se requiere una evaluación médica de las condiciones del cuerpo y de cada órgano en específico.

En vida, las personas entre 18 y 60 años de edad pueden ser donadores y después de la muerte se considerarán a aquellos entre 2 meses a 90 años de edad dependiendo del estado en que se encuentren los tejidos y órganos.

r3