MÉXICO.- El próximo lunes el grupo de abogados especializados en temas militares, encabezados por César Gutiérrez Priego, hijo del general fallecido Jesús Gutiérrez Rebollo, presentará una queja ante la CNDH con el fin de que la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) y sea el Alto tribunal quien resuelva sobre el estado de indefensión de las fuerzas armadas.

Esta ruta legal en defensa de los derechos humanos de los integrantes de las fuerzas armadas, busca revocar las recomendaciones que ha utilizado la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) para señalar a solados y marinos como violadores de derechos de civiles.

Por otro lado, Gutiérrez Priego enfatizó la sociedad se ha mostrado indiferente ante la emboscada del pasado 30 de septiembre en Sinaloa que dejó al menos cinco soldados muertos.

Lo que intentamos con la queja es que con los mismos elementos y fundamentos de las recomendaciones de la CNDH contra la Defensa Nacional y la Armada de México, señalar que los derechos de los militares fueron vulnerados por parte de los órganos de seguridad pública del estado”, señaló.

Otro punto de la queja es sobre las recomendaciones de la CNDH que han limitado el uso de determinado armamento por parte de las fuerzas armadas, ya que dentro de esas recomendaciones hay un armamento que no se puede utilizar al presumir un abuso en el uso de la fuerza, lo que limitó lo funcional de los soldados y además los ponen en claro estado de indefensión.

con información de agencias

jcrh