CIUDAD DE MÉXICO,-  ¿La economía en México, como supone la política ficción, con apego a la verdad, ha mejorado?. O acaso en este 2017 habrá de hacerle otro orificio al cinturón. Uno de los sectores afectados es la pensión que reciben los adultos mayores. La Secretaría de Desarrollo Social otorgará a los adultos mayores de 65 años, 580 pesos mensuales, cifra que no considera incremento alguno.

Ya en 2012, el programa de 70 y más, otorgaba a los ancianos una ayuda económica de 500 pesos mensuales. Por tercera ocasión la pensión que reciben los “abuelitos”  en este 2017, año que inicia con alzas en el precio de la gasolina, gas y productos de la canasta básica. ¿Los programas sociales también son objeto de ajustes?.

De acuerdo con las reglas de operación del Programa Pensión para Adultos Mayores, publicadas en la Comisión Federal de Mejora Regulatoria (Cofemer), el apoyo que otorgará la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) a los adultos mayores de 65 años y más, será de 580 pesos mensuales este año.

Este monto es el mismo que los adultos mayores reciben desde 2014, lo que está relacionado con los ajustes presupuestales que tuvieron programas sociales este año.

En 2012, el programa, que en ese entonces se llamaba Programa 70 y más, otorgaba a los ancianos una ayuda económica de 500 pesos mensuales, para 2013 el monto subió a 525 pesos mensuales y en 2014, cuando el programa se denominó Pensión para Adultos Mayores de 65 años y más, aumentó a 580 pesos mensuales con entregas bimestrales.

Este segmento de la población recibirá mil 160 pesos cada dos meses, lo que representa menos del 50 por ciento del salario mínimo. En México, la esperanza de vida aumentó a 75 años y se estima que en 2017 habrán 8.7 millones de 65 años o más; 4.2 millones de personas de 65 años de edad y más se encontraron en la pobreza en 2014, es decir, 45 por ciento del total.

El presupuesto que tendrá el programa en 2017 será de 39 mil 100 millones de pesos, es decir, 386 millones de pesos menos que el año pasado, cuando el presupuesto fue de 39 mil 486 millones de pesos, indican datos de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

Aunque si se compara el presupuesto del programa en 2017 contra hace dos años, lo que se observa es que se han recortado alrededor de 3 mil 415 millones de pesos los recursos destinados a apoyar a los adultos mayores, pues en 2015 el presupuesto fue de 42 mil 515 millones de pesos.

El programa está dirigido a personas de 65 años de edad en adelante, con un mínimo de 25 años de residencia en el país, que no reciban pensión mayor a mil 92 pesos mensuales por concepto de jubilación o algún apoyo de tipo contributivo.

De acuerdo con las proyecciones del Consejo Nacional de Población (CONAPO), se estima que al cierre de 2017 habitarán 6.8 millones de personas con las características anteriores, que son la población objetivo del programa y que son consideradas por el gobierno como un grupo de alta vulnerabilidad.
r3