DAMASCO.- El alto al fuego vigente en toda Siria transcurre hoy en medio de esporádicos enfrentamientos en algunas áreas del país, sin que hasta ahora haya reportes de víctimas, informó el Observatorio Sirio de los Derechos Humanos (OSDH). El grupo reportó la situación en Siria durante las nueve horas iniciales del cese a las hostilidades que entró en vigor al primer minuto de este viernes, un día después de que la tregua fue negociada por Rusia y Turquía y aceptada por el gobierno sirio y grupos armados.

Destacó que a pesar de los informes de combates aislados, y a las protestas antigubernamentales que tienen lugar en algunos puntos del país, en general, el alto al fuego a nivel nacional “parece estar sosteniéndose”. El OSDH señaló que poco después de que comenzó el armisticio se registraron choques entre las fuerzas del régimen sirio y rebeldes en la central provincia de Hama y en Duma, en las inmediaciones de Damasco, pero sin que por el momento se reporten bajas civiles. También dio cuenta de un ataque aéreo en el valle del río Barada, controlado por los opositores del gobierno cerca de la capital del país, mientras que en la meridional provincia de Deraa las fuerzas del gobierno abrieron fuego en zonas controladas por rebeldes.

En una declaración, el OSDH -que tiene una amplia red de activistas a través del territorio sirio- precisó que aún desconoce el nombre de los grupos implicados en los enfrentamientos con el ejército en esas zonas. La tregua, al igual que las anteriores, excluye al grupo yihadista Estado Islámico (EI) y otras facciones islamistas como Fatah al-Sham (antes llamado Frente al-Nusra), por lo que los enfrentamientos entre estos y las tropas gubernamentales continúan. Los combatientes de una facción llamada Jund al-Aqsa, que prometió lealtad a Fatah al-Sham, combaten este viernes con los soldados sirios alrededor de la colina en la ciudad al-Bejo Maharda, una batalla que ha dejado por ahora seis militares muertos.

El OSDH informó además que choques entre fuerzas del régimen y combatientes islamistas han tenido lugar en campamentos de Latakia, Idlib y en el este de la ciudad de Alepo. El actual alto al fuego en Siria llega tras varios intentos de que treguas anteriores respaldadas por la Organización de las Naciones Unidas (ONU) han fracasado, por lo que el vigente cese a las hostilidades es considerado como frágil. Un acuerdo ruso-estadounidense comenzó el 12 de septiembre pasado y terminó siete días después; mientras que la primera tregua tuvo lugar del 27 de febrero pasado hasta la última semana de abril.

Notimex/JRGA