MOSCÚ.- Rusia suspendió hoy un acuerdo con Estados Unidos sobre la eliminación del plutonio usado en la fabricación de armas nucleares, debido a las “acciones hostiles” de Washington”, en la más reciente señal del empeoramiento de las relaciones bilaterales. El presidente ruso Vladimir Putin firmó un decreto por el cual suspende el Acuerdo de Gestión y Disposición de Plutonio (PMDA) suscrito con Estados Unidos en el año 2000 para la reconversión de 34 toneladas de plutonio militar en combustible nuclear de uso pacífico.

Rusia atribuye su decisión a “la amenaza a la estabilidad estratégica que suponen las acciones hostiles de Estados Unidos respecto a Rusia, así como la incapacidad de Washington de garantizar el cumplimiento de las obligaciones derivadas del acuerdo”. “Esto significa que Rusia considera imposible seguir cumpliendo de forma unilateral las cláusulas de este acuerdo”, dijo el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, citado por la agencia rusa de noticias Sputnik. En abril pasado, Putin señaló que, a diferencia de Rusia, Estados Unidos no cumple con sus compromisos para la destrucción del plutonio. “Firmamos un acuerdo y acordamos que ese material sería destruido de forma industrial, para lo que había que construir industrias especiales. Nosotros cumplimos con esos compromisos y construimos esas industrias, mientras que Estados Unidos no lo hizo”, explicó. Mediante el acuerdo, Rusia y Estados Unidos se comprometieron a eliminar cada uno al menos 34 toneladas métricas de plutonio de uso militar —cantidad suficiente para la producción de 17 mil ojivas nucleares— reciclando este material en combustible para plantas nucleares.

El plutonio de uso militar, a diferencia del uranio de uso militar, no puede mezclarse con otros materiales para inutilizarlo, pero sí puede reprocesarse en la mezcla de óxidos MOX (mezcla de óxido de uranio natural, uranio reprocesado o uranio empobrecido, y óxido de plutonio) y así usarse como combustible para producir electricidad. En abril pasado, un funcionario de la cancillería rusa acusó a Estados Unidos de tergiversar el acuerdo PMDA, puesto que un anexo suscrito en 2010 prevé la quema del combustible MOX en reactores, mientras que los estadunidenses reivindican el derecho a escoger el método de reprocesado. Respecto a la suspensión del acuerdo sobre la destrucción del plutonio de uso militar, el canciller ruso Serguei Lavrov subrayó este lunes que se trata de una “medida forzada” y que Rusia estará dispuesta a volver al acuerdo si Estados Unidos corrige su línea política. Los vínculos entre Moscú y Washington cayeron a su nivel más bajo desde la Guerra Fría cuando Rusia se anexó Crimea de Ucrania en 2014 y apoyó a los separatistas prorrusos en el este del territorio ucraniano.

Notimex/JRGA