DAMASCO.- Los ataques aéreos contra zonas rebeldes en la norteña ciudad siria de Alepo provocaron hoy la muerte de 14 miembros de una familia, entre ellos ocho niños, denunció la red Defensa Civil de Siria, un grupo de rescatistas conocidos como Cascos Blancos. Voluntarios del grupo de búsqueda y rescate, que opera en zonas rebeldes en todo el país, denunciaron que al menos 47 personas han muerto en las últimas 24 horas en los bombardeos en Alepo, en los cuales participaron aviones de guerra rusos.

“Una nueva masacre ocurrió esta mañana cuando aviones de combate rusos bombardearon el barrio de Marjeh, matando a 14 personas de una misma familia, la mayoría de ellos niños y dos mujeres”, afirmó Ibrahim Abu Leith, portavoz de los Cascos Blancos en Alepo. En declaraciones al canal de televisión árabe Al Yazira, el socorrista afirmó que decenas de voluntarios de su organización trabajan para rescatar a más de una docena de personas que quedaron atrapadas bajo los escombros de las construcciones destruidas por los bombardeos. Leith destacó que hay al menos ocho niños y dos mujeres entre los 14 integrantes de la familia que perecieron en los bombardeoS de esta mañana en Marjeh, los cuales se suman a decenas de civiles más que han fallecido entre el domingo y este lunes. El Observatorio Sirio para los Derechos Humanos (OSDH), que monitorea el conflicto en Siria, denunció que al menos 47 civiles fueron asesinados en Alepo en las últimas 24 horas, la mayoría en el barrio de Qaterji, donde las incursiones rusas no cesaron durante la noche. “Rescatistas, voluntarios y cascos blancos estaban trabajando para sacar a unas 20 personas de los escombros en Qaterji”, afirmó Rami Abdulrahman, jefe del OSDH, que cuenta con monitores en Alepo y varias ciudades sirias.

La semana pasada, Rusia intensificó sus bombardeos contra zonas ocupadas por los rebeldes en Alepo, principalmente en el oriente, donde alrededor de 275 mil personas quedaron atrapadas con serios problemas de abastecimiento de alimentos y medicamentos. La ofensiva respaldada por Rusia para capturar el oriente de Alepo ha causado la muerte de cientos de personas en casi un mes, luego del colapso de una tregua gestionada por Rusia y Estados Unidos, el pasado 19 de septiembre, para llevar ayuda humanitaria. El OSDH asegura que ha documentado la muerte de al menos 564 personas en ataques aéreos en Alepo, 448 tan sólo la zona oriental de la ciudad, incluida la de 82 niños. La guerra en Siria, iniciada en marzo de 2011, avanza mucho más rápido que los esfuerzos diplomáticos, estancados tras el último veto ruso a la resolución de alto al fuego presentada por Francia en el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas. Estados Unidos, Francia y Reino Unido acusan a Rusia de cometer “crímenes de guerra” por los bombardeos en Alepo, la segunda ciudad más importante de Siria, que está dividida en sectores controlados por las fuerzas gubernamentales y por diversos grupos rebeldes. El conflicto armado en Siria inició el 15 de marzo de 2011 con una protesta contra el régimen del presidente Bashar al Assad y se convirtió en una guerra civil, que ha dejado al menos 310 mil muertos, más de dos millones de heridos y cerca de 12 millones de desplazados.

Notimex/JRGA