DAMASCO.- El grupo yihadista Estado Islámico (EI) se atribuyó hoy el atentado suicida cometido anoche durante una boda en una región kurda en la ciudad de Hasaka, en el noreste de Siria, que dejó al menos 36 muertos y unos 100 heridos. A través de su cuenta de Twitter, el grupo extremista indicó que uno de sus combatientes disparó contra “una gran concentración” de “apóstatas kurdos”, antes de inmolarse, sin embargo elevó la cifra de muertos a 40.

El atentado tuvo lugar en la localidad de Tall Tawil, al norte de Hasaka, donde se celebraba la boda de un miembro de las Fuerzas Democráticas de Siria, un grupo kurdo que lucha contra el EI en el norte del país, reportó el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH). El OSDH, con sede en Londres y que monitorea la situación del conflicto armado en Siria, señaló que los recién casados salieron ilesos del atentado, pero el EI aseguró que el novio falleció. El novio, identificado como Zaradesht Mustafá Fatimi, forma parte de una poderosa familia kurda involucrada en la administración semiautónoma kurda del norte de Siria.

Fatimi es miembro del partido kurdo local y forma parte de las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS), una coalición árabe-kurda que combate al EI, según el OSDH. No es la primera vez que el EI atenta en la provincia de Hasaka, ya que el pasado 5 de septiembre ocho personas murieron tras la explosión de una motocicleta bomba conducida por un suicida de los yihadistas en su capital homónima. Siria está sumida desde marzo de 2011 en una guerra civil en la que las tropas gubernamentales se enfrentan a grupos armados de la oposición y a organizaciones terroristas como el EI y Fatah al Sham (ex Frente al Nusra).

Notimex/JRGA