PUERTO PRÍNCIPE.- Al menos 300 muertos han sido contabilizados hasta ahora en Haití, que fue golpeado con severidad por el huracán Matthew, aunque las autoridades haitianas estiman que la cifra de víctimas mortales aumentará. El balance provisional de víctimas y daños fue actualizado este viernes por el Centro Nacional de Operaciones de Emergencia (CNOE), el cual informó oficialmente de 300 muertes sólo en los departamentos de Nippes y Artibonite.

También reportó tres mil 200 familias afectadas por los efectos del huracán y 900 casas dañadas, afirmando que el país está prácticamente dividido en dos, ya que toda la parte sur ha sufrido graves daños, de acuerdo con información de la emisora local Radio Kiskeya. La alerta roja se levantó pero la vigilancia se mantiene hasta nuevo aviso, según el Centro Nacional de Meteorología, cuyo director, Ronald Semelfort, llamó a la población a estar alerta sobre el riesgo de deslizamientos de tierra, inundaciones y casas derrumbadas. Aunque las autoridades haitianas han dado cuenta de 300 muertos, se estima que el número habría superado ya los 400 pues poco a poco está conociéndose el alcance de la tragedia causada por el paso de Matthew, que ahora está frente a la costa de Florida, Estados Unidos.

Algunos reportes de prensa extranjeros señalan incluso que la cifra mortal estaría acercándose a los 500, pero las autoridades haitianas no han confirmado ésto de manera pública. Después de cruzar Haití y Cuba, el huracán golpeó la víspera a las Bahamas pero no se informó de víctimas mortales allí. Matthew pasó directamente a través de la península de Tiburón, región donde los vientos del huracán, de hasta 230 kilómetros por hora (kph), arrasaron con cientos de casas los pasado lunes y martes. La mayoría de las muertes en Haití estaban en las ciudades y pueblos de pescadores alrededor de la costa sur, con muchos decesos provocados por la caída de árboles, escombros y ríos crecidos, de acuerdo con los reportes.

Notimex/JRGA