La vitalidad e importancia de la relación entre México y Estados Unidos se impondrá y prevalecerá sobre los tiempos políticos que se viven, afirmó hoy aquí el comisionado de Tierras de Texas, George P. Bush.

Bush dijo sentirse optimista sobre el futuro de la relación entre ambos países, al hablar este viernes en la apertura del Foro de Energía México-Estados Unidos, organizado por la Cámara de Comercio México-Estados Unidos.

“Sin importar la política de hoy, el dinero habla”, enfatizó Bush, el más joven heredero de la dinastía política Bush, hijo del exgobernador de Florida, Jeb Bush, y sobrino y nieto de los expresidentes de Estados Unidos, George W. Bush y George H.W Bush.

“Yo les estoy comentando a mis amigos que permanezcan tranquilos, tranquilos”, sostuvo al pronunciar la frase en español, idioma que aprendió de su madre de origen mexicano.

“Estoy recomendado que tomen las cosas con calma y que esperen a ver quiénes son los seleccionados por (el presidente electo Donald) Trump para guiar la política de Estados Unidos hacia México”, destacó.

Bush, quien desde hace dos años encabeza la Oficina de Tierras de Texas a cargo entre otras cosas de administrar los arrendamientos estatales de petróleo y gas, dijo que el estado está viviendo un periodo importante en su relación con México por las oportunidades que abrió la reforma energética en ese país.

El comisionado de Tierras destacó el incremento de las exportaciones de gas natural a México y el potencial de negocios para las compañías texanas en el sector de la energía en el vecino país.

Luego una exposición de lo que la Oficina de Tierras de Texas realiza en el campo de la energía, destacando el énfasis que se le está dando en esta entidad a la promoción de proyectos de energía renovable.

Texas es ya el primer productor de energía eólica de Estados Unidos tras superar a California.

Bush adelantó que existe el interés ahora de parte de un consorcio de compañías internacionales de generar energía eléctrica aprovechando las olas y corrientes marinas en las costas de Texas.

Oscar Rodríguez, cónsul de México en Houston, dio la bienvenida a los asistentes al foro y destacó que “este es un momento sorprendente” para la discusión “y para entender lo que está pasando” en los temas de energía entre México y Estados Unidos.

aegm.

Notimex