BRUSELAS.- La victoria del candidato independiente Alexander Van der Bellen en las elecciones presidenciales de Austria es una prueba de que “la extrema derecha no es irresistible”, afirmó hoy aquí el comisario europeo de Asuntos Económicos y Monetarios, el socialista francés Pierre Moscovici.

Van der Bellen, apoyado por los ecologistas, derrotó por un escaso margen al candidato de extrema derecha del Partido Liberal de Austria (FPÖ), Norbet Hofer, en los comicios celebrados el domingo. “Estoy muy satisfecho que hayamos evitado elegir al primer presidente de extrema derecha desde la Segunda Guerra Mundial, especialmente en Austria”, dijo Moscovici al llegar a Bruselas para participar en una reunión con los ministros de Finanzas de la zona del euro. Según el comisario, la victoria de Van der Belle es “una victoria de los valores, que prueba que el populismo en Europa no es una fatalidad y que la extrema derecha no es irresistible”.

“No han ganado en Austria, no ganarán en Italia, no ganarán en Francia. Los valores europeos son más fuerte de lo que piensan” los partidarios de la extrema derecha, opinó. Por su parte, el portavoz de la Comisión Europea (CE), Margritis Schinas, trató de desvincular los comicios austríacos con la actual situación política de la Unión Europea. “Se trata de unas elecciones para elegir el nuevo presidente de Austria y los resultados hablan de por sí”, zanjó, al ser cuestionado sobre la opinión del Ejecutivo ante el resultado.

NOTIMEX/JRGA