KIGALI.- Kigeli V Ndahindurwa, el último rey de Ruanda, murió hoy a los 80 años de edad en Estados Unidos, a donde fue obligado a exiliarse, tras la abolición de la monarquía en este país de África central en 1961. “Con el corazón destrozado anunciamos que su majestad el rey Kigeli V Ndahindurwa, el último rey de Ruanda, murió esta mañana temprano en Estados Unidos”, informó Guye Pennington, secretario del fallecido ex monarca ruandés en un comunicado difundido este lunes en Kigali.

En la declaración, publicada también en el sitio oficial en Internet de Kigeli V, Pennington destacó que el último monarca de Ruanda era un creyente devoto de la religión Católica y dedicado a la caridad, ayudando a huérfanos y refugiados ruandeses, según el sitio All Africa. El secretario privado de Kigeli V destacó que los detalles sobre sus funerales se darán a conocer en breve y que mensajes de condolencias de otras casas reales están siendo reunidos para presentarlos en el funeral y mantenerse de manera permanente en archivo. Jean-Baptiste Ndahindurwa, rey Kigeli V, llegó al poder en 1959, pero fue rey de Ruanda sólo hasta 1961, cuando la monarquía fue suprimida. El fallecido monarca buscó refugió en varios países vecinos hasta que se instaló en Kentucky, Estados Unidos, donde estableció una organización de caridad. Kigeli V fue el último de una línea de la monarquía del grupo étnico minoritario tutsi, que dominó en Ruanda durante muchos años, pero la antigua potencia colonial belga favoreció a la mayoría hutu, que tras un golpe de Estado proclamó una República en 1961.

El fallecido monarca había sucedido en el trono a su hermanastro Mutara III en 1959, antes de la “revolución Hutu” de noviembre de ese año, que expulsó del país a decenas de miles de tutsis, incluido el rey que vivió el resto de su vida fuera de Ruanda. Durante tres décadas el país soportó la violencia étnica, que culminó con la matanza masiva de 1994, en la que entre 800 mil y un millón de tutsis y hutus moderados fueron asesinados por extremistas hutus, en lo que es considerado unos de los peores genocidios en el mundo. En septiembre de 1961, la monarquía fue abolida por referéndum, un año antes de que Ruanda lograra su independencia y que obligará a Kigeli V a exiliarse en varios países vecinos antes de instalarse en Estados Unidos en 1992, donde falleció este lunes, sin que se conozcan los detalles.

Notimex/JRGA