WASHINGTON,-  Como el propósito esencial de Donald Trump es establecer una barrera fronteriza que impida el paso tanto de peatones como vehículos entre México y Estados Unidos, el llevar a cabo su propósito tendría un costo aproximado de 11.370 millones de dólares.

La actitud de ninguna manera debe sorprender, porque el presidente electo Donald Trump y su equipo de transición solicitaron al Departamento de Seguridad Nacional el pasado diciembre una evaluación de todos los activos disponibles para la construcción de un muro fronterizo

El equipo en cuestión también consultó sobre la capacidad de dicho departamento para incrementar la detención de inmigrantes indocumentados así como un programa de vigilancia aérea que durante el gobierno de Barack Obama fue reducido sin embargo sigue siendo popular entre los políticos que mantienen una línea rígida en el tema de inmigración.

Estas solicitudes se realizaron en una reunión el pasado 5 de diciembre entre el equipo de transición de Donald Trump con funcionarios del Departamento de Seguridad Nacional según trascendió en un memorando interno al que la agencia de noticias Reuters tuvo acceso.

En dicho documento se observa que Donald Trump intentará revertir políticas de inmigración aplicadas por el gobierno de Obama así como cual será la estrategia implementada por el republicano durante su administración.

Los involucrados en dicha reunión no dieron declaraciones a la prensa sobre la conversación sostenida sin embargo, se supo que el personal de Aduanas y Protección Fronteriza identificó más de 643 kilómetros en la frontera entre México y Estados Unidos como respuesta a la solicitud del equipo de Donald Trump. Esta distancia es similar a la frontera del territorio estadounidense con Canadá en donde también se podrían construir nuevas barreras.

r3