LAS VEGAS, ESTADOS UNIDOS.- Esta noche, tiene lugar el tercer debate presidencial entre los candidatos Hillary Clinton por el Partido Demócrata y Donald Trump, representado al Partido Republicano. De acuerdo con los analistas, esta el la última oportunidad del magnate por tratar de revertir el curso de una elección, que se le está escapando de las manos.

Trump se ha visto perjudicado por acusaciones -que él niega- sobre conductas sexuales indebidas hacia mujeres y preocupaciones por sus señalamientos de que los comicios están amañados en su contra.

Este (debate) es importante (para saber) si Trump va a tener alguna posibilidad de volver a ponerse en carrera”, dijo el estratega republicano Charlie Black. “Tendrá que hablar sobre los temas de manera efectiva y no caer en el barro, y necesita hablar sobre los empleos”, agregó.

Para Clinton, quien lidera los sondeos nacionales de opinión y en la mayoría de los estados más reñidos, el debate de 90 minutos ofrece una oportunidad para argumentar por qué ella es la mejor opción para suceder a Barack Obama.

La campaña de Trump se ha visto marcada por riñas personales y comentarios controvertidos sobre inmigración ilegal y minorías. Hace poco, instó a sus seguidores a patrullar los centros de votación en ciudades del interior para evitar un fraude electoral, al tiempo que intentó combatir acusaciones de que se sobrepasó con mujeres.

Por su parte, Clinton ha tenido problemas para dejar atrás la polémica suscitada por el manejo de correos electrónicos clasificados cuando fue secretaria de Estado entre 2009 y 2013.

Los republicanos, que han visto a Trump dispararse en el pie una y otra vez, dijeron que el debate es una oportunidad para mostrarse como alguien presidenciable.

Trump tiene que mostrar un argumento realmente sólido y dejar los ataques personales y dar la impresión de un comandante en jefe”, dijo el estratega republicano Scott Reed. El propio candidato ha dicho que el debate es una oportunidad importante para hablar a los votantes.

El cara a cara incluirá discusiones sobre seis temas: deuda y subsidios, inmigración, economía, Corte Suprema, focos candentes en el exterior e idoneidad para ser presidente.

jcrh