MISSOURI, ESTADOS UNIDOS.- El candidato republicano a la presidencia de Estados Unidos, Donald Trump, enfrenta este domingo en muy mala posición un debate televisivo clave con su rival demócrata Hillary Clinton, al término de un fin de semana que le ha resultado catastrófico.

En la universidad Washington de St. Louis, Missouri, el magnate y la exsecretaria de Estado estarán nuevamente cara a cara en un debate transmitido en directo por los grandes canales. Ambos deberán responder a las preguntas de dos moderadores y un panel integrado por electores indecisos.

Clinton tratará de reforzar su imagen de mujer de Estado, mientras Trump podría verse limitado a aplicar una estrategia de reducción de daños tras la divulgación el viernes de un video de 2005 en el que menosprecia a las mujeres con un lenguaje vulgar y machista, le ha valido a Trump un fuerte rechazo incluso en sus propias filas.

jcrh