MOSCÚ, RUSIA.- El Kremlin aseguró el miércoles que casi todos los canales de comunicación entre Rusia y Estados Unidos están congelados. Sin embargo el Departamento de Estado rechazó esta afirmación.

El portavoz del Kremlin, Dmitry Peskov, afirmó que Rusia no espera que el gobierno entrante de Estados Unidos se oponga rápidamente a la ampliación de la OTAN, al tiempo que aseguró que casi todos los nexos entre los dos países están cortados.

El presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, puso en duda durante la campaña que su país deba proteger a aliados que, en su opinión, gastan muy poco en defensa, generando temores de que pueda retirar su financiación a la OTAN en un momento de crecientes tensiones con Moscú. Rusia señaló que podría adoptar contramedidas en respuesta a cualquier expansión de la alianza militar de 28 miembros.

Casi todos los niveles de diálogo con Estados Unidos están congelados”, dijo Peskov, según RIA. “No nos comunicamos entre nosotros, o (si lo hacemos) es de forma mínima”, agregó.

El portavoz del Departamento de Estado, John Kirby, rechazó con rapidez las palabras de Peskov.

“Es difícil saber exactamente a qué se refiere con este comentario, pero la relación diplomática con Rusia continúa en un amplio abanico de asuntos”, comentó Kirby en una declaración enviada por correo electrónico a Reuters. “Es bien conocido que hemos tenido diferencias significativas con Moscú en algunos de estos asuntos, pero el diálogo no se ha roto”, agregó.

El secretario de Estado, John Kerry, y el ministro de Relaciones Exteriores ruso, Sergei Lavrov, hablaron el martes sobre la situación en Siria, señaló Kirby.

con información de agencias

jcrh