EL VATICANO,-  La maniobra del Papa Francisco tiene como propósito reunir en un mismo escenario al expresidente colombiano Álvaro Uribe quien viajó al Vaticano por invitación de la Santa Sede, principal líder de la oposición al acuerdo con las FARC con su principal impulsor, Juan Manuel Santos, que este viernes tiene programada audiencia con el pontífice.

Uribe, que hoy es senador por el Centro Democrático, ha pedido permiso al presidente del Senado para ausentarse tras haber recibido una llamada del secretario de Estado vaticano, Pietro Parolín. El exmandatario ha afirmado que el convite lo ha cogido por sorpresa y que el Vaticano ha proporcionado un avión para lograr una pronta llegada a Europa.

Santos se encuentra esta semana en el viejo continente donde ha recogido el Premio Nobel de la Paz, firmado un acuerdo de financiación para el posconflicto con la Unión Europea y aceptado un galardón de manos de Mariano Rajoy en Madrid.

El martes, además, la Corte Constitucional le dio un espaldarazo al dar luz verde al proceso legislativo abreviado fast track, una de las incógnitas que pesaban sobre el proceso de paz, y que permitirá que el acuerdo con la guerrilla se implemente en apenas unos meses.

El Congreso en Bogotá ratificó recientemente un segundo texto reformado después de que el primero saliera derrotado en las urnas en octubre. La oposición al primer acuerdo se reunión con el Gobierno para trasladarle sus preocupaciones respecto al proceso de paz.

Pasado algo más de un mes desde el plebiscito, el Ejecutivo firmó un segundo acuerdo con las FARC que consideraba más inclusivo, pero Uribe y los suyos volvieron a decir ‘no’ al nuevo pacto por entender que conservaba los problemas fundamentales del original.

r3