Pekín.- El gobierno de China debería construir más armas nucleares estratégicas y acelerar el despliegue de un nuevo misil intercontinental para evitar la “coacción” del presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, afirma ayer el diario oficial chino Global Times, de corte nacionalista y populista.

Con Trump en la Casa Blanca, “China debe siempre prepararse para lo peor y estar abierta a lo bueno”, considera en un editorial el periódico, del grupo editorial del Diario del Pueblo, órgano oficial del Partido Comunista.

En el artículo se recapitula lo que consideran cesiones de Japón, Taiwán y Corea del Sur durante los últimos días a la estrategia de Trump, en forma de promesas de inversión en EU los dos primeros y de aceptar pagar por la presencia militar estadunidense en el tercero.

Por ello, el diario pide un aumento “significativo” del presupuesto militar chino para 2017, que debería destinarse a incrementar sus armas nucleares estratégicas y acelerar el desarrollo del misil balístico intercontinental DF-41.

Con esas medidas, Pekín se protegería ante un hipotético intento de Trump de crear “una atmósfera arrogante” para imponer condiciones a China en unas negociaciones bilaterales.

Las negociaciones entre China y EU deben desarrollarse “en pie de igualdad, con beneficios mutuos y no lograrán resultados si hay coacción por parte de Trump”, añade el texto.

En cambio, el Global Times interpreta de forma positiva la apuesta por Terry Branstad, “un viejo amigo de China”, como próximo embajador de
Washington en Pekín, que “sugiere que puede haber otra dimensión” en la política de Trump hacia el gigante asiático.

CUBA BUSCA DIÁLOGO   

El gobierno cubano espera que Trump mantenga la política de diálogo “sobre bases de respeto” entre ambos países, aseguraron fuentes diplomáticas cubanas.

“Cuba esperaría que el nuevo gobierno de Estados Unidos tenga en cuenta estos resultados que hemos alcanzado”, aseguró Josefina Vidal, directora de Estados Unidos del ministerio cubano de Relaciones Exteriores (Minrex).

OTRO DESIGNADO 

Andrew F. Puzder, director de la cadena de restaurantes CKE, será el secretario de Trabajo de Trump, según difundieron ayer diversos medios de comunicación.

El Wall Street Journal detalló que Puzder se distingue por oponerse desde su empresa a todas las regulaciones del gobierno.

También, The New York Times informó acerca del inminente nombramiento de Puzder y destacó que no se trata de alguien que suela preocuparse por los derechos de sus empleados.

El poderoso empresario Andrew Andy Puzder apoyó a Trump durante la campaña electoral. Además, se opuso a la ley conocida como Obamacare, la reforma sanitaria del mandatario saliente Barack Obama. Asímismo, se expresó muy crítico del salario mínimo de más de nueve dólares por hora porque considera que afecta la rentabilidad empresarial.

CKE Restaurants abarca a las cadenas de comida rápida Carls Jr. y Hardee’s. En total CKE cuenta con 75 mil empleados en EU y unos 100 mil en otros 40 países. El ingreso, según el Wall Street Journal, es de 4,300 millones de dólares.

aegm.