CIUDAD DEL VATICANO.- El Papa imploró hoy, casi de manera desesperada, un cese inmediato al fuego en Siria, que permita al menos evacuar a los niños que todavía padecen el recrudecimiento de las hostilidades en ese país. Al final de su audiencia pública semanal, ante más de 20 mil personas congregadas en la Plaza de San Pedro, Francisco subrayó y reafirmó su cercanía con todas las víctimas del “deshumano” conflicto sirio, que ya dejó decenas de miles de muertos.

“Es con un sentido de urgencia que renuevo mi llamado implorando, con toda mi fuerza, a los responsables para que se provea a un inmediato cese al fuego”, dijo, hablando en italiano. Pidió que esa tregua sea impuesta y respetada al menos por el tiempo necesario para permitir la evacuación de los civiles, sobre todo los niños, que están todavía “atrapados bajo crueles bombardeos”. En las últimas horas se recrudecieron los bombardeos en la parte este de la ciudad de Alepo y de acuerdo a reportes de prensa sólo la víspera unas 27 personas perdieron la vida, entre ellas cuatro menores y dos mujeres.

En su audiencia, el líder católico recordó además que este jueves 13 de octubre tendrá lugar la Jornada Internacional para la Reducción de los Desastres Naturales, que este año propone el tema: “Reducir la mortalidad”. Advirtió que los desastres naturales podrían ser evitados o, al menos, limitados, porque sus efectos son -a menudo- debido a la falta de cuidado del ambiente de parte del hombre. “Ánimo, por lo tanto, a unir esfuerzos con una mirada de largo plazo en el cuidado de nuestra casa común, promoviendo una cultura de la prevención, también con la ayuda de los nuevos conocimientos y reduciendo los riesgos para las poblaciones más vulnerables”, añadió.

Notimex/JRGA