BERLÍN.- La canciller federal de Alemania, Ángela Merkel, empezó una gira por el continente africano con la atención puesta en la pobreza, violencia y desintegración de los Estados, que empujan a mucha gente a intentar cruzar el Mediterráneo hacia Europa. A cinco años de que Merkel visitó países africanos, la gira actual dio comienzo en la ciudad de Bamako, Mali.

“Hoy estoy por primera vez en Mali y para mí eso es un gran honor y placer. Hemos estado en los últimos años muy ocupados con este país por el hecho de que la situación de seguridad se ha deteriorado”, dijo Merkel en su discurso de bienvenida en Bamako. “Queremos contribuir a que Mali se estabilice y pueda tomar el sendero del desarrollo. Alemania fue el primer país en reconocer a Mali después de su independencia y nuestras relaciones datan desde entonces”. Las operaciones militares en el norte de Mali después de hacer retroceder a los islamistas hace cuatro años ponen a Alemania en alerta y Merkel prometió cooperación para combatir el extremismo en ese país. Por primera vez se habló de que la falta de cooperación para el desarrollo tendrá consecuencias negativas y que por ello es la presión de la inmigración ilegal en el Mediterráneo.

El fenómeno de la inmigración a través del Mediterráneo ha sido una lucha frustrada de Alemania y Europa en la crisis de refugiados y por eso la atención de la jefa del gobierno alemán en su gira por África estará en la crisis de refugiados. Combatir las principales causas a las que llevan a miles de personas a huir, así como llegar a acuerdos bilaterales para frenar esta ola migratoria y abordar el desarrollo económico de la región, son los principales puntos de la agenda de Merkel. Según fuentes gubernamentales, el primer punto a tratar será la estabilización de la política de la región y la promoción del desarrollo sostenible en estas economías como fórmula para desincentivar la migración económica. “Va en nuestro interés en materia de bienestar, acompañar un buen desarrollo de África, pese a que los propios países deben también contribuir a lograr una buena gobernanza”, dijo Merkel. A su vuelta a Berlín, los presidentes de Chad y Nigeria visitarán a Merkel en la Cancillería Federal, agregaron fuentes del gobierno alemán. La última gira africana de Merkel tuvo lugar en 2011, cuando visitó Kenia, Angola y Nigeria.

Notimex/JRGA