PARÍS,- Luego de la renuncia del presidente Francois Hollande a postularse a un segundo mandato en 2017, los ojos de la izquierda y toda la política francesa apuntaron al premier Manuels Valls. El premier dijo en una entrevista días pasados que estaba dispuesto a postularse aún prescindiendo de la decisión de Hollande.

El actual jefe de Estado recibió imprevistamente a Valls el lunes en un largo almuerzo donde seguramente se abordó el tema. Valls afirmó en la entrevista que no se presentaría contra Hollande en las primarias, tras lo cual se empezó a especular con la renuncia del mandatario a un segundo mandato.

Otra hipótesis era que Hollande decidiera volver a postularse sin pasar por las primarias, pero hubiera sido demasiado riesgo para el apoyo del partido socialista. Según los observadores, Valls podría postularse ahora a las primarias, a partir de mañana.

El presidente de Francia, Francois Hollande, será el primer presidente de la V República (comenzó en 1958) que no se presentará como candidato a un segundo mandato. Así lo anunció el propio mandatario, en un mensaje por televisión desde el palacio Elíseo, sede del Gobierno.

Fue una breve alocución en directo, que pone fin a semanas de incertidumbre en el campo de la dividida izquierda francesa. Hollande explicó su decisión como una muestra de “humildad” en el ejercicio del poder y también de la “lucidez” ante la evidencia de la falta de apoyos. “El ejercicio del poder nunca me ha hecho perder la claridad, así es como he actuado. He decidido no presentarme a una segunda elección”, afirmó en un mensaje inédito en la política francesa.

De pie, hablando de forma espontánea, Francois Hollande, con voz baja pero firme, habló durante 10 minutos. Breve lapso para un anuncio, histórico. Tan sólo 20 segundos le alcanzaron para anunciar que no se postulará. “Sólo me mueve el interés superior de Francia. La experiencia me ha aportado la humildad necesaria para esta tarea”, afirmó. “He querido situar Francia en el primer puesto”, deslizó y dijo haber “dedicado toda la energía” a bajar el desempleo.

Las encuestas recientes muestran que tanto Hollande como cualquier otro candidato socialista no está en condiciones de pasar la primera ronda de las elecciones presidenciales del próximo año. La lucha en la segunda vuelta se centra, según los sondeos, en el candidato de centro derecha, Francois Fillon, y en la líder del ultraderechista Frente Nacional, Marine Le Pen.

La izquierda en tanto está en colapso.

r3