ESTADOS UNIDOS.- Investigaciones de la Agencia Central de Inteligencia (CIA), llegaron a la conclusión de que en los comicios presidenciales de Estados Unidos, Rusia intervino a fin que Donald Trump, se hiciera con el triunfo, minando al mismo tiempo la confianza en el sistema electoral del país.

Diversos organismos de inteligencia de Estados Unidos, hallaron que conforme avanzaba la campaña presidencial, miembros del gobierno ruso ayudaron más para que Trump ganara las elecciones.

El diario Washington Post señaló el viernes, citando a funcionarios locales informados sobre el asunto, que agencias de inteligencia habían identificado a individuos con conexiones con el Gobierno ruso que habían aportado a WikiLeaks miles de correos electrónicos “hackeados” del Comité Nacional Demócrata, e incluso de la campaña de la rival de Trump, Hillary Clinton.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, ordenó a las agencias de inteligencia que revisen los ciberataques y la intervención extranjera en la elección de este año y que le entreguen un reporte antes de que deje el cargo el 20 de enero, informó el viernes la Casa Blanca.

De acuerdo con fuentes cercanas a la CIA, en el otoño, los “hackers” rusos centraron casi toda su atención en los demócratas, y que prácticamente todos los correos electrónicos que publicaron eran potencialmente dañinos para Clinton y su partido político.

Esa fue una pista importante sobre su intención”, agregó. “¿Si todo lo que querían hacer era desacreditar nuestro sistema político, porque publicar las fallas de solo un partido, especialmente cuando tienes un objetivo como Trump?”.

Un segundo funcionario familiarizado con el informe dijo que la conclusión de los analistas de inteligencia sobre los motivos de Rusia no significa que la comunidad de inteligencia crea que los esfuerzos de Moscú hayan alterado o afectado significativamente al resultado de las elecciones.

Integrantes del Gobierno ruso han negado todas las acusaciones de interferencia en las elecciones de Estados Unidos. Una portavoz de la CIA dijo que la agencia no comentaría el asunto.

Los correos electrónicos filtrados a WikiLeaks fueron una fuente frecuente de dolores de cabeza para el equipo de campaña de Clinton durante la carrera presidencial. Trump por su parte, ha dicho que no está convencido de que Moscú haya estado detrás de los ciberataques.

jcrh