CIUDAD DEL VATICANO.- El Papa Francisco recibió con tristeza la noticia del devastador paso del huracán Matthew por Haití, que afectó a unas 350 mil personas y dejó, al menos, 108 muertos, informó hoy El Vaticano. El pontífice mostró su cercanía con ese país del Caribe, en un mensaje enviado al cardenal Chibly Langlois, arzobispo de Les Cayes y presidente de la Conferencia Episcopal, y firmado –a su nombre- por el secretario de Estado del Vaticano, el cardenal Pietro Parolin.

“Enterándose de la devastación provocada a su paso por el huracán Matthew, que dejó numerosas víctimas y ocasionó graves daños materiales, Su Santidad el Papa Francisco manifiesta su tristeza y se une a la pena de todas las personas que perdieron algún ser querido”, indicó el texto. Agregó que el Papa también expresó sus “vivas condolencias” y aseguró su “profunda cercanía” a todo el pueblo, además de confiar a los fallecidos a la misericordia de Dios, “a fin de que los acoja en su luz”.

Aseguró su proximidad espiritual y su participación (en la pena) a todas las personas que perdieron su casa y sus bienes en esta catástrofe. “Saludando y animando las muestras de solidaridad que se han llevado a cabo ante esta prueba, el santo padre confía a todo el pueblo de Haití a la protección maternal de Nuestra Señora del Perpetuo Socorro y les envía, en prenda de conforto y esperanza, una especial bendición apostólica”, apuntó. Matthew es considerado el huracán más poderoso que ha golpeado el Caribe desde el paso de Félix en 2007.

Notimex/JRGA